14 de enero de 2018 00:00

Demanda de agua crecerá en 80% hasta el 2050

El río Colorado es el principal proveedor de agua de las zonas áridas de EE.UU. Foto: AFP

El río Colorado es el principal proveedor de agua de las zonas áridas de EE.UU. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Isabel Alarcón. Redactora (I)
ialarcon@elcomercio.com

El agua es un recurso vital que cada vez es más escaso. Su uso indiscriminado, el aumento de la población global y los efectos del cambio climático ponen en riesgo el panorama a futuro en el planeta.

Un estudio publicado esta semana en la revista especializada Nature Sustainability, prevé un aumento del 80% en la demanda de agua en las ciudades hasta el 2050.

La investigación, que analizó los datos de 482 ciudades, indica que más del 27% de estos sitios tendrán una demanda de agua que va a exceder la capacidad de las fuentes superficiales. En el 19% de estas ciudades pueden surgir conflictos entre las zonas urbanas y el sector de la agricultura, ya que no habrá suficientes recursos naturales para suplir a ambos.

José Javier Serrano, docente investigador de la Universidad Regional Amazónica Ikiam, explica que el problema principal es el aumento de la población, que obliga a utilizar mayores espacios. Según el estudio, aproximadamente el 54% de la población actual vive en las ciudades; para el 2030 se espera el aumento de más de dos billones de personas.

Mientras más personas habiten en las zonas urbanas, se necesitará mayor volumen de agua para satisfacer sus necesidades y, al mismo tiempo, más líquido vital para la agricultura. A esto se suman los efectos del cambio climático en las fuentes hídricas. Al modificarse la temperatura, se cambian los patrones de la precipitación y se genera un impacto sobre ríos y lagos.

Si la situación continúa de esta forma, se calcula que hasta 4,4 millones de personas en el 2050 tendrían escasez de agua. Países que ya se enfrentan a una falta de este recurso han optado por invertir en nuevas tecnologías para “reciclar”. En Singapur y Australia, este proceso consiste en limpiar el agua de las alcantarillas para poder utilizarla nuevamente.

Humberto Cholango, secretario nacional del Agua, dice que en el país el 80% del recurso hídrico está en la Amazonía y las grandes fuentes de agua nacen en las cordilleras Occidental y Oriental. Por eso, dice, es necesario parar el avance de la frontera agrícola, bajar la carga animal, trabajar en educación ambiental y crear zonas de reserva hídrica en el país.

“No solo debemos pensar de dónde vamos a tener agua, sino cómo vamos a regular el caudal hídrico para abastecer las necesidades de consumo y de riego”, sostiene Cholango.

Actualmente, la Senagua y el Ministerio del Ambiente están trabajando en proyectos que involucran zonas de recarga hídrica.

Según Cholango se está buscando la posibilidad de crear una alianza público- comunitaria para trabajar en el cuidado de las fuentes hídricas, junto a las poblaciones que viven en estas zonas.

El tratamiento de aguas residuales es un problema que se busca abordar a través de la Misión Agua y Saneamiento para Todos. Al ser un proceso costoso, la mayoría de ciudades no cuenta con plantas para estos fines. Según Cholango, la idea es fomentar este proceso para devolver agua limpia a los ríos y evitar las enfermedades de origen hídrico, que le cuestan USD 310 millones al país, al año.

La misión busca cubrir la demanda que habrá a futuro, pero hay una dificultad: el aumento de la población. Según datos de la Senagua, hasta el 2035 la demanda de este recurso va a aumentar en un 34% en las principales ciudades del país.

Carlos Espinoza, gerente de Operaciones de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento, explica que el consumo de agua por habitante en Quito llega a los 200 litros. En ciudades con similares características como Bogotá, el consumo es de 140 litros.

Para Espinoza, es importante que las personas comprendan que no se debe desperdiciar el agua potable en actividades como lavar el vehículo, que gasta 500 litros de agua.

José Burbano, subgerente de construcciones de la Epmaps, explica que se están realizando tres proyectos para garantizar el agua hasta el 2040. Se está construyendo un proyecto en Papallacta para captar 2 200 litros por segundo, se ampliará la planta de tratamiento de Paluguillo y se construirá la línea de transmisión de Paluguillo a las parroquias orientales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (1)