2 de enero de 2016 00:00

Los muebles de exteriores ingresan a la casa y cautivan

Muebles Mr’ Dream

La colección exótica de Mr’ Dream, en Tumbaco, está inspirada en elementos de la selva amazónica ecuatoriana. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Redacción Construir
(I)
construir@elcomercio.com

La versatilidad característica de los entornos actuales demanda descomplicación. En lo que respecta a decoración, los muebles de un solo uso se alejan cada vez más de la realidad. Los estilos elegantes, diseños modernos y la funcionalidad de los muebles de exteriores los hacen aptos también para dentro de casa.

Aunque tradicionalmente se pensaron para jardines, terrazas, haciendas o para la casa de playa; sus texturas, colores y acabados se acoplan a salas, habitaciones y áreas sociales interiores.

Los materiales, generalmente, son sintéticos. Entre ellos están la lona de nailon, el ratán o el mimbre; sostenidos en estructuras de aluminio, madera u otros metales. Esto, asimismo, los pone a la vanguardia de la sustentabilidad. Aunque son materiales en apariencia toscos, son muy estéticos y se adaptan a cualquier estilo interior.

Con estas características, explica Sara Sotomayor, jefa de Marketing de Pica, el mobiliario es de fácil transportación, resistente al agua, no se mancha ni se deforma por la humedad, es fácil de limpiar y no se oxida ni se apolilla.

Pica ofrece este tipo de muebles para adultos y niños.

Los tamaños varían según el espacio del que se dispone, pero la paleta de colores es variada. Kléver Solórzano, representante de Home Vega, resalta la preferencia por el café y el negro.

Patricia Bravo, propietaria de Mr’ Dream, en cambio considera que este gusto es más evidente en la Sierra, mientras que en la Costa se opta por colores más vivos.

Home Veg

Los preferidos de Home Vega son los modelos de madera de samán, en colores café y negro, para 8 personas. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La representante de Mr’ Dream acota que algunos modelos son una buena alternativa para interiores, si se trata de áreas con amplias entradas y salidas de luz.

Si se quieren generar ambientes modernos, menciona Solórzano, se puede optar por muebles de madera. Pese a que estos sí necesitan una cubierta, son de un material que se adapta a cualquier región y clima, además de que atraen sus colores, texturas y ondas que combinan anchos y angostos en un mismo mueble.

Para que el complemento de este tipo de mobiliario en interiores sea preciso, no están de más los cojines de colores neutros y las esferas y cubos de luz de polietileno, que funcionan con batería. Ambos elementos de estilos minimalistas también aportan con elegancia a la presencia de los muebles de exteriores en el interior, explica Bravo.

La durabilidad de este mobiliario es garantizada, como mínimo 15 años, “son para toda la vida”, asegura Bravo.

Otros almacenes que ofrecen muebles de esta categoría son Almacenes Boyacá, Dedon, Uribe&Uribe...

En el caso de los muebles hechos de fibras sintéticas, el cuidado es simple. Se lo puede lavar con una manguera o limpiar con paños húmedos y luego secarlos. Mientras que para cuidar los de madera, los fabricantes recomiendan limpiarlos con aceite de naranja o mandarina cada quince días.

Los precios varían según la tienda que los ofrece y la marca. Hay desde USD 650 hasta más de 5 000. Los más costosos son los muebles de materiales naturales y acabados minuciosos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)