14 de abril de 2015 16:54

Daniela Peralta busca salvar la vida de su cuñada, pero la ley lo impide

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 207
Triste 17
Indiferente 4
Sorprendido 15
Contento 11
Desirée Yépez
Redactora (I)

Susy Hinojosa tiene nefritis e insuficiencia renal. A sus 36 años es la paciente número 444 en la lista de espera del Instituto Nacional de Donación y Trasplante de órganos, tejidos y células (Indot). En noviembre de 2014 le indicaron que necesita un trasplante de riñón.

Daniela Peralta es cuñada de Susy. Ella tiene 32 años y está dispuesta a donar su riñón.

Sin embargo, el artículo 33 de la Ley Orgánica de Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, aprobada en 2011, indica que cualquier persona podrá donar en vida sus componentes anatómicos siempre y cuando exista parentesco hasta en cuarto grado de consanguinidad, o se trate de su cónyuge.

Es decir, Daniela, según la norma, no puede donar su riñón a su cuñada. Esta información la recibieron el pasado 10 de abril a través de un comunicado del Ministerio de Salud y el Indot, luego de realizarse todas las pruebas que avalan el trasplante.

Susy tiene una hija de ocho años. Y desde noviembre de 2014 se somete a tres sesiones semanales de diálisis los días lunes, miércoles y viernes.

En ese sentido, Peralta sostiene que, tras recibir la asesoría legal respectiva se acogen al Derecho al buen vivir y a la vida, que está por encima de la Ley de Trasplante de Órganos. "Mi cuñada está en diálisis cinco meses, eso le permite estar estable, pero no es una forma correcta de vida si puede estar mejor. Hay gente que se muere esperando un trasplante de riñón", comenta.

Según el diagnóstico, los riñones de Susy funcionan en un 30%. Para mejorar su condición de vida, desde enero ambas se sometieron a los exámenes correspondientes para determinar la posibilidad del trasplante. Los hermanos de Susy no pueden donar por condiciones médicas, mientras que su esposo no es compatible.

El examen de ADN, por el cual pagaron USD 2500, indicó que existe un 30% de compatibilidad entre Susy y Daniela, además no es alérgica a los tejidos de su cuñada.

En vista de la negativa de las autoridades para proceder al trasplante, la noche de este 13 de abril lanzaron una campaña a través de redes sociales denominada Yo tengo derecho a donar. Las reacciones no se hicieron esperar.

En Facebook ya tienen casi 1500 seguidores, en Twitter fueron tendencia, mientras en Instagram personajes como Patricia Terán Gabriela Pazmiño, subieron su foto con el hashtag #YoTengoDerechoADonar.

A través de las redes, explica Daniela, han conocido casos de personas que han muerto a la espera de un donante. También hay historias positivas de donadores y receptores, quienes disfrutan de una buena calidad de vida.

Por eso el objetivo es extender la campaña a una modificación de la ley que beneficie a la ciudadanía en general. "Sabemos que no somas los únicos. El objetivo es sentar un precedente".

A través de las redes, María Paula Romo, abogada y exasambleísta, explicó que el artículo 33 de la norma está pensado para prevenir el tráfico de órganos, ya que en el mercado negro, un componente anatómico puede cotizarse en miles de dólares.

Frente a ello, la potencial donante sostiene que ambas se sometieron a exámenes psicólogicos para indicar que están en condiciones de hacer el trasplante, además firmaron documentos notarizados que garantizan que ella no recibirá nada a cambio del órgano.

Daniela Peralta indica que la noche de este 13 de abril un representante del despacho del presidente Rafael Correa se puso en contacto con ella. Dijo que quieren reunirse para analizar el caso, pero todavía están a la espera de la confirmación de la cita.

Daniela y Susy no saben cuánto más podrán esperar. Pero eso sí, Peralta tiene fe en que si Ecuador ama la vida, pues podrá donar.

Este diario consultó al INDOT acerca de su posición al respecto, pero postergó la entrevista que inicialmente fue confirmada para este 14 de abril del 2015.

Quien sí dio una explicación fue el Ministerio de Salud Pública, pero a través de su cuenta de Twitter, Si una persona no puede recibir un trasplante de donante vivo puede hacerlo de un donante cadavérico, a través de la Lista de espera única nacional. La asignación de órganos en esa lista “respeta criterios técnico-médicos y el interés superior de los niños”, publicó Salud a través de la cuenta @Salud_EC. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (96)
No (7)