23 de October de 2013 00:03

Dan Shechtam: 'Me decían que yo estaba mintiendo, pero perseveré'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

ENTREVISTA

Dan Shechtam / Premio Nobel de Química 2011

En una biblioteca con 3 000 ejemplares. En un espacio reducido, donde los libros en las estanterías revelan la cultura judía. En medio de los textos de quienes sobrevivieron al Holocausto y de otros escritores contemporáneos, Dan Shechtam habla sobre su vida.

El israelí y Nobel de Química del 2011 está en Ecuador para dictar conferencias en el Colegio Alberto Einstein y en la Universidad San Francisco de Quito. El galardón de la Academia Sueca le fue otorgado por su descubrimiento de los cuasicristales, que transformaron el modo de concebir la materia sólida. Aunque en 1982 su hallazgo no fue reconocido por los científicos del mundo, la perseverancia de Shechtam reveló que las estructuras de los átomos están contenidas en un patrón que no se repite.

Shechtam habló con este Diario. Tiene 72 años, un Nobel de Química, un Wolf de Física y otros reconocimientos internacionales.

¿Cuándo inició su gusto por la ciencia?
Cuando era joven leía muchos libros como los que hay en esta biblioteca. Un día cayó en mis manos 'La Isla Misteriosa', de Julio Verne. El héroe del texto era un ingeniero que podía hacer todo lo que él quería. Después de leer el libro quise ser como él. Entonces ingresé al Technion Haifa de Israel, una universidad donde preparan a los mejores científicos e ingenieros del mundo. Cuando culminé mi Ingeniería Mecánica en 1996, sentí que mi sueño de niño se cumplía. Pero no quedó ahí. La recesión económica de este año en Israel me impidió conseguir trabajo. Entonces decidí hacer una maestría sobre materiales. Cuando me gradué ya me había enamorado de la ciencia y en vez de ir a la industria (con un cuarto nivel), me quedé estudiando mi doctorado en Technion.

¿Cuándo llegó a conceptualizar la idea de que los cuasicristales están contenidos en un patrón que no se repite?
Soy profesor en Technion durante 51 años. Cada seis tengo un año sabático para investigar en cualquier lado del mundo. En mi primer año sabático (1981) fui al Consejo Nacional de Investigación de Estados Unidos. Ahí, en el laboratorio de investigación aeroespacial de la base aérea Wright Patterson (Ohio) trabaja en nuevas aleaciones espaciales. Y ahí, en medio de las aleaciones con aluminio y otros elementos, los cuasicristales no simétricos estaban ahí.

¿Suena simple?
Ver a los cuasicristales suena simple. Pero luego tienes que pensar qué haces con ellos.

Su trabajo ha cambiado la forma en la que los químicos conciben la materia sólida ¿cómo pueden las personas comunes y corrientes comprender este avance?
¿Yo no soy normal? (risas). Las propiedades de los materiales dependen parcialmente de la estructura cristalina. El hecho de que en los cuasicristales las moléculas sean diferentes (no simétricas), permite propiedades diferentes.

Entonces, ¿cuáles son las aplicaciones?
De acuerdo con estas estructuras hay diferentes propiedades. Por ejemplo, son superficies antiadherentes, como el teflón de los sartenes que no se adhieren. Entonces, después de mi descubrimiento, se puede coger una sartén, cubrirlo con los cuasicristales y freír una tortilla de huevo, sin que se pegue. También hay un proceso comercial: la estructura de estos cristales permite que puedan absorber la luz infrarroja, lo cual después de un procedimiento se refrigera. Esto sirve para las impresiones en tercera dimensión.

¿Y en diésel?
No lo sé todavía. Pero lo que sí te puedo decir es que en Suecia se hace acero a través de las propiedades de los cuasicristales. A través de estas partículas se fabrican las afeitadoras para hombres y hasta material de cirugía.

Este descubrimiento es útil en la cotidianidad. Pero cuando lo teorizó, no lo veían como un descubrimiento, ¿por qué perseveró ante su idea?
Me decían que estaba mintiendo, pero la perseverancia depende de mi personalidad. Soy un profesional en microscopía electrónica y justamente hice mi descubrimiento gracias a la práctica de esta técnica. Las personas que se opusieron a mi descubrimiento nunca hicieron nuevamente mi experimento. Solo decían que si no está en los libros, no puede ser real. Pero ¡claro! No era real para ellos porque yo recién lo descubrí.

¿Su perseverancia tiene que ver con su natal Haifa-Israel?
Sí. Pero más que nada tiene que ver con mi abuelo materno. Él era idealista y luchador (hizo el primer paro laboral en Israel). Yo me parezco mucho a él. Me enseñó a hacer las cosas y luego a hablar de las cosas. No a hablarlas y luego hacerlas… o por último, a no hacerlas.

En este sentido, ¿cómo converge la idea de humildad y el reconocimiento científico?
Si eres un científico humilde, eres un buen científico. El mayor opositor a mi descubrimiento pensó que creía todo y no fue así.

¿A qué atribuye el éxito de Israel en el área científica, considerando que es un país territorialmente pequeño, con una población menor a la de Ecuador?
En Israel prestamos mucha atención a la educación. En mi país, aunque solo hay siete universidades, los establecimientos son centros de investigación de alto nivel. En Ecuador, hay 56 universidades pero el nivel de investigación aún es bajo. Además, no solo enseñan ingeniería, sino que desde hace 27 años tratan de aplicar la tecnología en el mundo entero.

¿Cuál es su mensaje para el que quiere hacer ciencia?
Primero tener un conocimiento amplio en física, química, etc.

Hoja de vida

  • Su hoja de vida. Es un científico israelí. En 1982 descubrió la fase icosaédrica, la cual abrió un nuevo campo para los cristales cuasiperiódicos.
  • Condecoración. En octubre del 2011 fue galardonado con el Premio Nobel de Química.

Las frases

"Soy un profesional en microscopía electrónica y descubrí gracias a la práctica de esta técnica".

"El mayor opositor a mi descubrimiento ­pensó que creía todo y no fue así".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)