20 de December de 2012 00:01

Tamariz mostró en 30 minutos su versión del hosco Grinch

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En una de sus tiras cómicas, Quino bromea con el tema de las adaptaciones. Aparecen Mafalda y sus amigos en una confusa tertulia sobre un superhéroe. Uno de ellos lo conoce luego de leer la adaptación al cómic de la película. Otro por haber visto el filme inspirado en la novela. Un tercero por leer la novela basada en el cómic que a su vez fue hecho según la película. A pesar de referirse al mismo personaje, cada uno lo describe de manera diferente. A manera de cierre, la siempre reflexiva Mafalda se pregunta: ¿Por qué nos quieren complicar tanto la vida? Quizás es esta la misma suerte que ha corrido El Grinch, el personaje construido por el escritor estadounidense Theodor Seuss Geisel (conocido como Dr. Seuss). Este ser verde que odia la navidad apareció por primera vez en 1957, en el cuento de Seuss denominado ‘How the Grinch stole Christmas’. Desde entonces ha experimentado un sinnúmero de adaptaciones al cine, teatro y televisión que –en algunas ocasiones– han desdibujado la versión original.

La más reciente adaptación ocurrió el último fin de semana en el Teatro Sánchez Aguilar de Samborondón. El director guayaquileño Jaime Tamariz llevó el cuento a las tablas. Tamariz hizo alianza con los centros comerciales Village Plaza y City Mall para que por cada consumo superior a los USD 20 y adicionando USD 10, se pueda canjear una entrada al musical al que denominó ‘¡Otra vez Navidad!’.

La obra, promocionada como “El musical donde el Grinch se robará tu corazón”, duró 30 minutos. “Hicimos una obra corta para poder alcanzar a realizar tres funciones diarias (a las 11:00, a las 15:00 y a las 18:00)”, explica Tamariz. Misión cumplida: esa actitud que privilegió la cantidad sobre el contenido, sumada a la de apoyarse en el consumo navideño en centros comerciales, logró que la obra sea puesta en escena seis veces en los dos días y que alrededor de 4000 personas pudieran verla.

Fue un éxito en taquilla, pero en cuanto al contenido la versión de Tamariz distó mucho de la original. Se eliminó la pintoresca escena del cuento en la que se narra cómo el Grinch elabora su disfraz para convertirse en Papá Noel. También se ‘olvidó’ el extracto ingenioso en el que se convierte al perro Max en un reno. En la versión de Tamariz, el Grinch y su perro aparecen de un momento al otro con distinto vestuario, sin la magia de la elaboración artesanal en la que sí recae el cuento.

Se sacrificó esa escena para añadirle otra en la que el Grinch interactúa con los niños. “¿Quién también odia la Navidad?”, preguntó el personaje. “Yo”, respondieron al unísono varios niños del público. Luego les preguntó cómo arruinar esta fecha festiva. Toda la sala –conformada en su mayoría por infantes acompañados de sus padres– reventó en sugerencias.

El robo en la obra teatral tan solo ocurre en una casa (no en varias de la villa Who). Tampoco se puso énfasis en lo dificultoso que le resulta al Grinch bajar por la chimenea.

Más que con la trama, se quiso impactar visualmente. Se montó un colorido escenario. A la casa del Grinch se le dio acabados punzantes, por ser el hogar de un ser que, al tener “un corazón dos tallas más pequeño que el resto”, odia la Navidad y a quienes la festejan.

Las adaptaciones utilizan tijeras que sacrifican el contenido original de la historia o pegamento para añadirle más texto. Con estas alteraciones o disminuciones inevitablemente, como bien nos hace reflexionar Quino en su tira, se forma una confusa torre de Babel. La versión que presentó Tamariz no fue la excepción.

Adaptaciones del libro En el 2000, el director estadounidense Ron Howard llevó el cuento al cine bajo el título 'El Grinch'. Muchos de los versos del cuento original fueron alterados para película. También se añadieron escenas.

En 1975, la voz del actor estadounidense Zero Mostel fue empleada para grabar un LP del cuento de Seuss. En 1977, Seuss, a petición de sus fans, accedió a crear nuevas versiones El libro fue traducido al español por la cubana Yanitzia Canetti, en el año 2000.

En el 2006, se realizó un musical del Grinch en Broadway. Estuvo dirigida por Matt August.

Sobre el libro ‘How the Grinch stole Christmas’  Es una obra del dibujante y escritor estadonidense Theodor Seuss Geisel (conocido como Dr. Seuss). El libro, publicado en 1957, contiene ilustraciones del mismo autor y está escrito en versos con rima. Las ilustraciones más famosas son las de Chuck Jones .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)