2 de January de 2011 00:00

Seis novelas premiadas en el 2010

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Año a año, los sellos editoriales que publican a las letras hispanoamericanas convocan a los autores para competir por los premios que otorgan. En el 2010, seis escritores alcanzaron los galardones; en la siguiente nota se muestran las reseñas de los títulos reconocidos. Además de la publicación y distribución de la obra, los premios llegan a sus ganadores con un monto económico.

El mejor dotado es el Premio Planeta de Novela, que da USD 840 000, le sigue el Alfaguara con USD 175 000. Tercero se posiciona el Premio La otra orilla, entregado por Editorial Norma, con USD 100 000. Obtener el Biblioteca Breve, de Seix Barral, significa USD 40 990 y el Nadal, de Ediciones Destino y el más antiguo que se entrega a las letras hispanas, USD 26 000. Finalmente, el premio de Editorial Anagrama, el Herralde de Novela, alcanza una suma de USD 25 026.

El premio Casa de las Américas es entregado por esa entidad cubana y no por una editorial. Entre los reconocimientos del 2010 destacamos el Premio de Narrativa José María Arguedas, al ecuatoriano Francisco Proaño, por ‘Tratado del amor clandestino’.

Mientras que el Premio Planeta- Casa de América pospuso su fallo por el sismo que golpeó a Chile, país donde se daría a conocer al ganador en el marco del V Congreso de la Lengua Española.

¿Velásquez y la Guerra Civil? Sí

Premio  Planeta

Título:    ‘Riña de gatos’

Autor:   Eduardo Mendoza

 País:   España

Dosis iguales de erudición y suspenso acompañan la lectura de ‘Riña de gatos’. Eduardo Mendoza sortea los, a veces áridos, campos de la historia y la crítica de arte, para armar una novela vertiginosa que invita, en cada una de sus 427 páginas, a querer más.

Un inglés, Anthony Whitelands, especialista en la pintura del Siglo de Oro español y obsesionado con Ve-lásquez, se ubica en el centro de esta trama, que se desarrolla en el Madrid de los meses previos al estallido de la Guerra Civil española, en 1936. La mayor parte del tiempo, el lector se encuentra tan asombrado como el propio Whitelands de los giros que da la trama. Él solo fue a Madrid a tasar un cuadro de Velásquez... Mendoza mezcla la historia con la ficción. Así, José Antonio Primo de Rivera, líder de la Falange Española, es uno de los involucrados en el sinnúmero de eventualidades que aquejan al crítico inglés.

Capítulos cortos y diálogos ingeniosos dan el ritmo a la puesta en escena. Al igual que en ‘El asombroso viaje de Pomponio Flato’ (2008), el conocimiento minucioso de Mendoza de los temas que trata, en este caso los entresijos del arte español y los detalles del convulso ambiente de la preguerra, hacen que la lectura se convierta en un aprendizaje ameno.

Los ambientes densos que corresponden a la época se ven liberados por la ligereza que la prosa de Mendoza imprime a la historia. El humor, que no es explícito, también se agradece. IG

Las andanzas de un iluminado

Premio Alfaguara

Tít.:    ‘El arte de la resurre...’

Autor:  Hernán Rivera L.

 País: Chile

El desierto chileno es el universo donde habita y predica Domingo Zárate Vega, el Cristo de Elqui. Se trata de un vagabundo iluminado que en sus visiones delirantes se anuncia como la personificación de la nueva llegada del Mesías. Y como no hay Cristo sin Magdalena, el de Elqui la halla en una prostituta de una oficina salitrera.

Sus sermones afiebrados irrumpen en esa agreste geografía y en las gentes que la habitan. La construcción de los personajes es acertada, sin duda por el conocimiento que Rivera Letelier tiene de esos ambientes, donde se ha desarrollado su vida y el resto de su literatura. Acaso por ello también se hace de la voz de un narrador testigo para relatar las andanzas del Cristo.

En ‘El arte de la resurrección’ hay una escritura amena, que se levanta con humor desde las connotaciones en los nombres de los personajes (Anónimo Bautista, el loquito; Magdalena Mercado, la prostituta que venera a la Virgen del Carmen...), hasta la ironía y la sátira.

Domingo Zárate es un profeta de lo mundano, su lengua es tan apasionada como su libido, ello “aunque algunos crean que los iluminados, los santos, los elegidos de Dios, carecemos de urgencias animales del macho”.

Lo onírico se traba en la geografía de una región, que no tiene que pedirle más a la literatura porque es increíble lo que sucede en su realidad. El Cristo de Elqui fue un personaje real y Rivera Letelier lo hace a su dimensión en esta novela. FPC

Una sátira a la realidad política

Premio Herralde

Título: ‘Tres ataudes blancos’

Autor: Antonio Ungar

País: Colombia

La novela es una sátira a la realidad política. Hay un país de nombre Miranda con un presidente tan bajo como enorme su ego y ansias de poder. Es ficción. Y si la novela fuera solo eso, sería aburridísima. Pero también está el humor que siempre suelen tener las historias de Ungar, y varios personajes que por su carácter se van ganando el afecto del lector.

Tiene suspenso, amor y un final abierto que cada quien interpretará como lo sienta. Lo mejor es la mirada irónica a una realidad tan cruda como la de ese país. Lo único que se lamenta es que, cuando los sucesos comienzan a desenvolverse a toda velocidad, el humor desaparece.

La novela narra la historia de un tipo de 35 años, medio antisocial, que pasa sus días tomando vodka y vive con su papá en un barrio de clase media. Un día, este hombre sale a comprar el pan del desayuno y se entera de que el candidato de la oposición -el único que podría quitarle el poder al presidente en ejercicio, “señor del Cielo y de la Tierra”- ha sufrido un atentado. Sucede que este solitario es parecido físicamente al líder de izquierda muerto y terminan forzándolo a suplantarlo con el fin de tumbar el régimen totalitario.

Ese argumento de ‘thriller’ es una suerte de estructura vacía, un esqueleto en el que la novela crece, salvaje, impredecible, saliendo a borbotones de la voz del protagonista. El Tiempo, GDA

Intriga y nazis en un relato

Premio Nadal

Título:        ‘Lo que esconde tu...'

Autor:   Clara Sánchez

 País:   España

Con un juego y una estructura de ‘thriller’ psicológico y novela de intriga se arma ‘Lo que esconde tu nombre’, de Clara Sánchez, un género acorde con la idea de la narración.

Por un lado está Julián, octogenario superviviente de un campo de exterminio, que retoma la labor de un amigo suyo que dedicó toda su vida a perseguir a los nazis que los torturaron. Siguiendo esas pistas está un anciano matrimonio alemán, afincado desde hace años en un apartamento de la costa alicantina. Con esa, en apariencia, venerable pareja trabará cierta relación una joven embarazada que ha decidido vacacionar unos días para reflexionar qué hacer con su vida (ella es quien hace de motor de la historia). Julián la pondrá sobre aviso y le confesará que una red de nazis le presionan para que olvide el tema.

El cruce de vidas es un elemento recurrente en la literatura de la escritora española. Esta novela posee un ritmo que agiliza la lectura, para ello se construye desde los puntos de vista de sus protagonistas, Julián y Sandra, con testimonios y reflexiones incluidas.

La verosimilitud del relato sobrepasa la prueba con el contexto que la autora va definiendo: el asentamiento de antiguos nazis en la costa mediterránea española.

‘Lo que esconde tu nombre’ es también, como reza la contratapa del libro, una novela sobre la memoria y la redención de la culpa. Redacción Cultura

El apocalipsis de la vida cotidiana

Biblioteca  Breve

Título:    ‘El oficinista’

Autor:   G. Saccomanno

País:  Argentina

Guillermo Saccomanno define un clima opresivo para ‘El oficinista’. Con pocos elementos delinea una ciudad asimilable a una Buenos Aires del futuro, en la que su pobreza, inseguridad y violencia han empeorado, y está regida por un Estado policial que conserva resabios de la última dictadura militar.

La miseria de las calles surge a cada paso. El peligro acecha en todas partes. Contra este fondo de pesadilla deambulan los personajes (el oficinista, la secretaria, el jefe, el compañero) a los cuales no se les da nombre propio, como si se quisiera sugerir el deterioro espiritual de una sociedad donde los seres humanos han perdido el derecho a una verdadera identidad.

El oficinista es un antihéroe signado por el sometimiento y dado a imaginar situaciones en las que se proyecta más audaz. Vive preocupado por conservar su empleo, manifiesta una paranoica desconfianza hacia un compañero de trabajo y teme que por equivocación “lo lleven a un centro clandestino de detención, lo torturen y después lo tiren al mar desde un avión”, porque “no se puede saber quién es un subversivo y quién un ciudadano común”. En casa lo esperan su corpulenta esposa y “una cría de obesos malcriados” que lo atosigan con demandas consumistas.

‘El oficinista’ prolonga un eco nihilista sin afán de redención y recuerda la desesperanza de un mundo donde el apocalipsis se ha transformado en paisaje cotidiano. La Nación, GDA

Al fin, las mujeres en el poder... 

 Premio La otra orilla

Título:   ‘El país de las mujeres’

Autor:   Gioconda Belli

 País:  Nicaragua

Viviana Sansón, el personaje central de ‘El país de las mujeres’, es sexi y valiente. Acaba de ganar la Presidencia de Faguas, un país imaginario que puede ser Ecuador, Colombia, Nicaragua... Un país que vive endeudado y en el cual la palabra empleo es una quimera. Por ello, Sansón y su grupo de militantes y audaces amigas decide fundar el PIE: Partido de la Izquierda Erótica, que lleva a Sansón al poder.

Entonces la tortilla se vira. Viviana, Martina y Rebeca creen que los hombres ya hicieron lo suyo y todo se quedó en la vorágine de las corruptelas y los relevos de mando en los mismos círculos de intereses mezquinos. El PIE propone una reforma radical con tres puntales: el amor, el humor y la paz. No en vano, Viviana Sansón sueña con un desfile militar con tanques, cañones “y toda esa maquinaria de guerra pintada en rosado clarito, rosado de ropa de bebé, ¿se imaginan? Eso sí le quebraría los esquemas a la gente”.

La reciente novela de Gioconda Belli es amena y divertida.

La trama seduce. Mucho más cuando Sansón, ya presidenta, sufre un atentado y despierta en una semioscura habitación en la que descubre los objetos que ha dejado en el camino: paraguas, gafas de sol, anillos... Cada objeto le traslada a un recuerdo que la marcó. Justamente la historia del PIE es uno de los más fabulosos e histriónicos. BRV.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)