Portoviejo restauró 9 bienes patrimoniales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Patricio Ramos. Redactor

Nueve bienes patrimoniales pertenecientes al cantón Portoviejo fueron restaurados en el 2013. Se trata de las esculturas de la Virgen de La Merced y La Asunción, un piano de cola de la Catedral, dos libros bautismales y cuatro figuras que pertenecen a la parroquia Ríochico que datan del siglo XVlll.

Los trabajos más importantes, según el restaurador Ramiro Endara, se realizaron en las esculturas de la Virgen de La Merced y la Asunción. Ambas figuras, datan del año 1540 y fueron un obsequio del rey Carlos V de España para la renaciente fundada Villa Nueva de San Gregorio de Portoviejo.

"Ambas esculturas están entre las más antiguas del país pues llegaron al país hace 474 años. Eso nos motivó a trabajar pues estábamos al frente de verdaderas reliquias religiosas". La tarea fue minuciosa, "retiramos ocho capas de repinte que habían sido aplicadas a cada escultura durante más de cuatro siglos. Y procedimos a darle un tratamiento adecuado para dejarlas relucientes, son bienes de mucho valor, tanto histórico como religioso". Para concretar la restauración de ambas esculturas primero se conversó con los representantes de la iglesia y los feligreses, después se transportó al escultura de la Virgen de la Asunción desde la parroquia Picoazá en el noroeste de Portoviejo hacia el templo de la Merced en el centro de la capital manabita, fue todo en una procesión, según Endara.

En la figura de la Virgen de La Asunción los técnicos encontraron una placa de plata desde su cuello hasta el rostro, ese detalle no existe en otra figura patrimonial. El retiro de las capas de repinte se realizó con químicos escogidos y posteriormente se aplicó pintura especial y una capa de protección de acuerdo a parámetros internacionales, a cada figura. "Les devolvimos resplandor y sobre todo las esculturas ahora lucen originales".

Endara también estuvo a cargo de la restauración del piano de cola marca Kimball de la Catedral de Portoviejo. "Desmotamos toda la máquina, luego la calibramos a 4X40, lo pintamos de negro y encharolamos la madera". Ese instrumento musical, que data de 1857, fue elaborado en Chicago, Estados Unidos, y fue galardonado con cinco medallas de oro y 12 reconocimientos y honores por la música, afinación, sonido y elegancia por su aporte a la música entre 1893 y 1898. Este instrumento se encuentra en el seminario San Pedro en el sureste de Portoviejo.

En Ríochico fueron restauradas las esculturas de madera del siglo XVlll de Santa Gema de Galganny, la de Santa Marianita de Jesús y la de San Ignacio de Loyola; todas figuras emblemáticas de la iglesia de Ríochico.

También se intervino dos libros bautismales de la iglesia de La Merced. Se desarrolló el desmontaje de los textos, limpieza superficial y análisis de solubilidad de tintas. Luego se hizo un tratamiento de encuadernación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)