Las obras de arte que debería ver antes de morir

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción El Comercio.com

La expresión es una necesidad del ser humano y, como tal, demanda de un canal para comunicar ideas, cosmovisiones, costumbres o interpretaciones del mundo. El arte es el paraguas que permite plasmar esa necesidad desde varias aristas como la pintura, escultura, danza, teatro y otras ramas.

Desde los inicios de la civilización se ha utilizado el arte para representar la vida misma, siempre desde el discurso propio de la subjetividad del artista.

Ahí justamente radica la belleza del arte porque su concepción es abierta, discutible e indefinible.

Ya sea en la creación de volúmenes y espacios de la escultura, o en el trazo de líneas y figuras en la pintura; la técnica se funde con la creatividad y el don para ‘parir’ una obra palpable a los sentidos.

Las obras que trascienden en el imaginario social por su contenido, valor e impacto se convierten en un ícono cultural invalorable para la humanidad. Y esta cualidad les brinda un estatus de popularidad dentro y fuera de los círculos de la crítica artística al punto que se hace casi imprescindible saber de su existencia.

A continuación proponemos una serie de obras fundamentales que debe conocer antes de morir.

Contenedor de tips

LA CAPILLA SIXTINA


Esta obra maestra de la pintura al fresco fue realizada por los artistas más grandes del Renacimiento: Miguel Ángel, Rafael Sanzio, Botticelli y otros. Su arquitectura evoca al famoso Templo de Salomón. La Creación de Adán, que se encuentra en la bóveda, y El Juicio Final son las escenas más trascendentes de la pintura de Miguel Ángel. La Capilla Sixtina se encuentra en La Ciudad del Vaticano, a la derecha de la Basílica de San Pedro.

LA GIOCONDA


Leonardo da Vinci, el artista e inventor más destacado del Renacimiento, heredó al mundo el legado pictórico de La Mona Lisa (‘La Joconde’ en francés), una obra rodeada de magistralidad y misticismo. El pintor utilizó la técnica de ‘sfumato’y plasmó a una dama sentada en un sillón con una sonrisa enigmática. Se ha dicho que el cuadro es un ‘atorretrato’ del propio artista y que hay un códice escondido en sus obras.  Actualmente se exhibe en el Museo de Louvre, en Francia.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO


Es una pintura de 1830 creada por Eugène Delacroix. La obra muestra ‘el golpe final’ donde la masa de revolucionarios se precipita entre polvo y ceniza con las armas levantadas. A sus pies yacen los cadáveres de los soldados. En el centro los guía una mujer con el pecho desnudo que sostiene en lo alto la bandera francesa y en la otra mano, un fusil con una bayoneta. Es una alegoría de la libertad. Se la puede apreciar en el Museo de Louvre.

EL NACIMIENTO DE VENUS


La belleza del desnudo nunca fue tan bien retratada como con El Nacimiento de Venus. Sandro Botticelli supo representar sobre un lienzo de 278.5 cm X 172.5 cm el instante mismo de la creación de Venus, que cobra el protagonismo en el primer plano gracias a los colores cálidos y virginales que la representan.  El ‘soplo de vida’ de los ángeles -que levitan en el aire- y la mujer a su derecha con los pies sobre la tierra, denotan y connotan a la natalidad en su estado puro. El cuadro se conserva en la Galería de los Uffzi, Florencia.

LOS GIRASOLES  


No es uno solo. Se trata en realidad de una serie de cuadros pintados al óleo por el holandés Vincent van Gogh. La vida y la muerte, la claridad y la opacidad ‘danzan’ entre sí en la composición matizada por los delicados trazos del artista -acostumbrado a usar pinceladas fuertes-. Los girasoles representan las etapas de la vida del pintor y la gama de amarillos aportan al relato de dichas etapas. Este color tuvo un especial simbolismo en la vida de van Gogh ya que significó su mundo interior. Incluso su casa de Arles, al sur de Francia, era amarilla. 

EL DAVID


El también escultor Miguel Ángel, representó al Rey David Bíblico en una gran figura de mármol blanco de 5,71 m. Dicha escultura representa a David momentos antes de su enfrentamiento con el gigante Goliat. El maestro renacentista realizó esta obra por encargo de la Opera del Duomo de la Catedral de Santa María del Fiore. Actualmente se encuentra en la Galería de la Academia en Florencia, Italia. 

EL PENSADOR


Es una de las esculturas de bronce más famosas de Auguste Rodin. Esta pieza es una alegoría a la Divina Comedia de Dante. De hecho, representa al mismo Dante frente a Las Puertas del Infierno. Originalmente se llamó El Poeta y Rodín realizó previamente un  modelo en yeso en 1880. Luego, en 1902, realizó culminó la obra a gran escala. El Pensador es llevado a varias exposiciones alrededor del mundo.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)