24 de June de 2011 00:01

La obra donde la locura y la represión vuelan

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El escenario, un manicomio desolador, donde la represión confirma la sensación de vivir en un mundo que está lejos de ser feliz. Joel Benavides (David Reinoso) es el interno nuevo, que se refugia entre locos, para evadir sus crímenes en el mundo exterior.

‘Alguien voló sobre el nido del cucú’ se estrena hoy en Guayaquil. Bajo la dirección y adaptación del ecuatoriano Jaime Tamariz, quien también estuvo al frente de ‘La gata sobre el tejado caliente’ y ‘El amante’.

La obra original fue escrita por Ken Kesey, y fue llevada al cine en 1975 en la exitosa cinta estelarizada por Jack Nicholson, bajo la dirección de Milos Foreman.

En la obra de Tamariz, el papel de Nicholson recae en Reinoso, a quien le ofrecieron el rol el año pasado. “Esta historia es como yo, tiene situaciones hilarantes pero no es comedia, tiene mucho que ver con el teatro”, asegura el actor, quien retorna a las tablas luego de casi cinco años.

En la obra teatral al igual que en la cinta, Benavides llega a un manicomio donde se esconde de acusaciones de estrupo que lo podrían llevar a la cárcel.

Allí conoce a los otros personajes, entre los que se destaca el ‘Jefe Anank’, interpretado por Andrés Garzón, un chamán que finge ser tartamudo pero cuyos monólogos le imponen profundidad a la obra, reflexionando por lo severo de la vida al interior del lugar.

Montse Serra es la rigurosa ‘Licenciada Rada’, la antagonista de la historia. Inexpresiva, seria, sin compasión, es quien mantiene el orden de grupo, un orden que Benavides trata de romper.

“Lo más desafiante de mi personaje es su mundo interior. Su alucinación es muy íntima y es desde ahí desde donde se narra la historia”, asegura de su personaje el actor Andrés Garzón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)