25 de December de 2012 11:33

Musical 'Les Miserables' viste ropas con el dramatismo de Almodóvar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El dramático vestuario del musical 'Les Miserables' exagera los colores y las texturas para funcionar como un puente entre la épica y la fantasía, dijo el vestuarista Paco Delgado, un español llegado de la tradición de Pedro Almodóvar y Alex de la Iglesia.

“Hemos usado colores de una manera dramática. Rojos en momentos donde hay mucho dramatismo, colores apagados en momentos de tristeza. Y todo eso distorsiona la realidad para convertirla en la historia que quieres contar”, dijo Delgado, el canario responsable de vestir a decenas de actores para un relato que va desde 1815 hasta 1835.

Protagonizada por Hugh Jackman y Anne Hathaway, con la participación de Sacha Baron Cohen y Helena Bonham Carter como los picarescos Thénardier, el musical basado en la novela 'Les Miserables' de Victor Hugo se estrena en Estados Unidos y España el día de Navidad; y en enero en Latinoamérica.

Antes de este proyecto, que fue nominado a cuatro Globos de Oro y al que los críticos auguran una lluvia de nominaciones al Oscar, Delgado vistió muestras emblemáticas del cine ibérico como 'La comunidad' y 'El crimen ferpecto', ambos de Alex de la Iglesia; 'La mala educación' y 'La piel que habito', de Almodóvar; y 'Biutiful', del chileno-español Alejandro Amenábar.

Entre estos trabajos y 'Les Miserables' existe “un hilo conductor, que es el uso del color”, dijo Delgado, adjudicando su dramático uso de las tonalidades a su carácter latino.

“Tenemos una forma de visualizar las cosas con un prisma un poco diferente. Cada uno ve la realidad de forma diferente y nosotros tenemos ese toque de realismo mágico”, explicó el artista, nominado por su trabajo a los premios de la Asociación de Críticos de Cine.

La historia original, máximo representante del romanticismo francés, requería que el tratamiento realista de la imagen fuera exagerado, consideró Delgado, pero al mismo tiempo fantasioso por tratarse en este caso de un musical.

“Se quería que todo fuera muy real y eso se ve en las texturas, pero luego hay un uso del color diferente”, explicó. Por ejemplo, Bonham Carter y Cohen son “una explosión de fantasía, como de disfraz”.

“Cuando abordas una película de época, normalmente la intención principal es reproducir la realidad con mucha exactitud”, resumió. “Dado que esto es un musical, y que esa es una situación que no se da en la vida real, teníamos que aportar algo de fantasía. Sabíamos que teníamos que caminar sobre la línea que separa realidad y fantasía”.

Para crear ese arte hiperrealista, que no escatima en suciedad y cuyos olores el espectador casi puede sentir, Delgado se inspiró en las obras de pintores de la época como Delacroix, Goya, David e Ingres.

Y al vestir las primeras escenas, en las que el protagonista Jean Valjean es un ex convicto, Delgado eligió tonos azulados y texturas rugosas, con mucho grano, como linos, arpilleras y lanas toscas.

No obstante, a medida que la película avanza y Valjean se redime, Delgado refinó su propuesta hacia “telas con menos grano, colores más complejos, sedas y telas más agradables al cuerpo”, dijo el vestuarista originario de Lanzarote, sin querer revelar sus próximos proyectos porque es “muy supersticioso”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)