17 de February de 2012 00:00

‘Mis libros son un reflejo de una sociedad moderna, decadente’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La escritora danesa Janne Teller (1964) se halla en su mejor momento gracias a su novela ‘Nada’, una lectura de los conflictos de la sociedad actual

HOJA DE VIDA
Su trayectoria. De 47 años. Antes de dedicarse de lleno a la literatura, trabajó para las Naciones Unidas en la solución de conflictos humanitarios en Tanzania, Mozambique y Bangladesh. Ha escrito las novelas ‘Nada’, ‘La isla de Odín’, ‘Guerra’, ‘Ven’. Su obra ha sido traducida a 18 idiomas.
Su punto de vista.
La novela ‘Nada’ es el reflejo de una sociedad moderna y en permanente competencia, en la cual, casi sin reflexión de por medio, la única meta es la de ser el número uno.

‘Nada’ , su polémica novela cargada de nihilismo, fue en principio rechazada por las casas editoriales por la excesiva dureza. Luego (corría el año 2000) se volvió un éxito de ventas y catapultó a la primera plana a Janne Teller (Copenhague, 1964), la escritora escandinava más reconocida de la actualidad.

Licenciada y máster en Economía por la Universidad de Copenhague en 1988, trabajó para la ONU residiendo en diversos países del mundo. Desde 1995 se dedica en exclusiva a la escritura. Autora de historias cortas, ensayos y novelas, se le engloba dentro del realismo mágico. Con escritura detallista, plantea reflexiones filosóficas sobre la vida y la civilización moderna.

La autora fue una de las invitadas especiales del Hay Festival 2012, en Cartagena de Indias. En la ciudad amurallada, en el Caribe colombiano, donde conversamos con ella.

¿Qué tienen en su bagaje los escritores escandinavos, que les permite ver y narrar de manera distinta a las de los demás autores?

Es difícil decirlo en general, pero con seguridad eso se debe a que tenemos una sociedad muy liberal. Y creo también que el hecho de vivir en un clima frío impulsa de alguna manera a escribir y describir las cosas de una forma mucho más interesante. En mi caso, soy danesa de padre alemán y no sentí restricciones en mi educación. Tampoco hubo tabúes ni prohibiciones.

¿De dónde saca las tramas, los personajes y las reflexiones para su obra literaria?

La creación literaria es resultado de la ficción, que se alimenta de hechos reales. Yo soy de las escritoras que deja correr la imaginación para ver la manera en que actuarían los personajes en situaciones diversas. El proceso creativo, asimismo, no deja de ser un aprendizaje, un descubrimiento continuo de nuevas realidades.

‘Nada’, su novela más polémica, ¿es el reflejo de una sociedad decadente, en crisis?

Sí, completamente. Es el reflejo de una sociedad moderna y en permanente competencia, en la cual casi sin reflexión de por medio, la única meta es la de ser el número uno. Este es quizá uno de los males del mundo actual. Se trata del reflejo de una competencia sin fin. Es como que el mun-do va cada vez más rápido hacia ninguna parte. Y todo eso se cri-tica en ‘Nada’.

¿Su experiencia en países del llamado Tercer Mundo ha alimentado su obra de alguna manera?

África marcó mi vida. Ahí descubrí que muchos de los titulares que aparecen en las noticias sobre Tanzania y Mozambique no encajan con la realidad. También descubrí, sin duda, que la gente se alegra más de la vida que en Europa, por ejemplo, y que necesita de muy poco para ser feliz.

En general, ¿quiénes son los autores cuya incidencia se siente más en su prosa?

No puedo decir que estoy directamente influenciada por alguien en particular. Pero sí puedo decir que mis autores favoritos son Albert Camus, William Faulkner, Franz Kafka y el egipcio Naguib Mahfuz. Y, por supuesto, no debo dejar de mencionar que he leído mucho a los escritores rusos y que me gusta en especial Fedor Dostoievski por su trasfondo psicológico. Me gusta también el escandinavo Rick Hanson.

Entonces, ¿sus libros encajan en una suerte de ‘realismo mágico’ a la escandinava?

No lo sé. Pero mi agente literario dice que tengo un estilo propio. Aunque, en efecto, de alguna manera estoy influenciada por el ‘realismo mágico’ latinoamericano. Mi primera novela, ‘La isla de Odín’, estuvo inspirada en Gabriel García Márquez y es posible considerarla como un ejemplo del ‘realismo mágico’ a la escandinava. Conmigo sucede que cada vez que cuento una historia, quiero ir más a fondo y busco más.

Entonces, ¿qué más busca en la literatura?

La literatura busca comprender mejor las cosas y entender el sentido de la vida.

¿Qué títulos o libros recomendaría leer en estos tiempos de crisis globalizada?

Es una pregunta difícil. Depende de lo que se esté buscando. En tiempos de crisis, yo releo a los clásicos, como una forma de revitalización. Y creo que es bueno leer poesía porque en ella se descubren cosas más profundas, para superar las crisis.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)