21 de June de 2010 00:00

José Saramago recibió una multitudinaria despedida

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lisboa.

Portugal se despidió ayer del escritor José Saramago en una ceremonia civil a la que asistieron numerosos intelectuales y altos funcionarios como el primer ministro portugués, José Sócrates, y la vicepresidenta del gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega. Previamente, unas 20 000 personas rindieron, en la capilla ardiente del Ayuntamiento de Lisboa, el último homenaje al único Nobel de Literatura de lengua portuguesa, fallecido el viernes a los 87 años en la isla Lanzarote a causa de una leucemia. Cientos de personas recibieron los restos del autor en el cementerio Alto de San Juan, donde fueron incinerados. Sus cenizas permanecerán en Lisboa, según dijo el alcalde Antonio Costa. Antes se había informado que una parte de ellas descansaría en su localidad natal de Azinhaga y otra en el jardín de su casa de Lanzarote, donde vivió autoexiliado desde 1993 en protesta contra el gobierno conservador de su país. De la Vega transmitió en el funeral civil “el dolor del Gobierno y del pueblo de España por la pérdida de una persona querida y de un escritor tan admirado”, al que calificó como “alguien capaz de una gran humanidad, compasión y sensatez”. La muerte del escritor deja inconclusa la novela en la que trabajaba sobre el tráfico de armas. Su última obra publicada, ‘Caín’, apareció el pasado noviembre y generó una gran polémica en Portugal y España, por los duros ataques que contiene sobre Dios, la Iglesia Católica y la Biblia.La salud del escritor se había resentido en los últimos años. De hecho, en el 2008 sufrió una grave enfermedad respiratoria que lo mantuvo hospitalizado e hizo temer por su vida. Nacido el 16 de noviembre de 1922 en la aldea portuguesa de Azinhaga, fue también poeta y dramaturgo. Entre su narrativa se destacan ‘El viaje del elefante’ (2008), ‘Ensayo sobre la lucidez’ (2004), ‘La caverna’ (2000), ‘Ensayo sobre la ceguera’ (1995) y ‘El Evangelio según Jesucristo’ (1991). Afiliado al Partido Comunista Portugués, en 1969, en los últimos años defendió causas como el No a la guerra con motivo de la invasión a Iraq.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)