31 de May de 2012 00:04

Dos instantes de goce estético con la vanguardia canadiense

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El cuerpo en movimiento, la expresión de sus emociones, las relaciones que se tienden entre la dimensión del individuo y la del espacio que lo acoge, la del tiempo que lo envuelve... Con las presentaciones de Le Pont Bridge y Les Ballets Jazz de Montreal, todo ello confluye y se construye en un instante de goce: el gesto efímero de la danza, la breve representación, la imagen que asombra y se pierde una tras otra y otra.

Las dos compañías canadienses, que con sus propuestas de vanguardia cierran el ciclo de mayo, mes de las nuevas artes, organizado por la Fundación Teatro Nacional Sucre, proponen esa suspensión en el transcurrir del tiempo, con funciones que arrancan esta noche, en el Teatro México y en el Teatro Sucre.

Ese instante de suspensión se recrea en ‘Le Mobile’, pieza de Le Pont Bridge, en medio de una atmósfera poética y surreal. Allí, un cuerpo femenino cuelga frente a una pantalla donde se proyectan videos, potenciando esa simultaneidad de realidades. El espectáculo es dirigido por la montrealesa Carole Nadeau, quien ha creado 13 obras para la compañía.

Le Pont Bridge es una célula de creación multidisciplinaria que se abre a la experimentación con el teatro, la instalación y el video, una conjunción para ensayar nuevos caminos de conmover e impactar al público.

La inventiva de lo artesanal y lo lúdico se desarrolla en la propuesta de esta agrupación canadiense, que desde 1993 tensa las posibilidades del escenario para recrear un fabulario urbano.

Por su parte, Les Ballets Jazz de Montreal llega a Quito, tras su paso por Guayaquil, con tres coreografías: ‘Zero in on’, ‘Zip Zap Zoom’ y ‘Rossini Cards’; piezas en las cuales se demuestra el alto nivel técnico de los 13 bailarines y la consecución de imágenes que se prestan para el detenimiento en el tiempo, a pesar de lo efímero de los cuerpos en movimiento.

La compañía tiene ya una historia sobre tablas pues surgió con la experimentación entre la estética contemporánea y el virtuosismo de lo clásico, en 1972. Sus características de vanguardia se potenciaron una vez que Louis Robitaille fue nombrado director artístico en 1998, iniciando un laboratorio creativo.

‘Zero in on’, la primera de las coreografías que presentarán en Quito, se arma sobre la composición musical de Philip Glass, en un breve ejercicio, en el cual se explotan las posibilidades de un escenario reducido en relación al enérgico movimiento corporal. La segunda pieza ‘Zip Zap Zoom’ se presta a los juegos con proyecciones sobre el escenario, un campo tecnificado para corresponderse con movimientos precisos. Finalmente, ‘Rossini Cards’ se ha montado como un homenaje al genio creador de Gioacchino Rossini: una pieza que va en andas sobre la comedia y el drama.

Dos puertas abiertas a la vanguardia, al disfrute de lo bello, a ese instante de goce estético.

Las funciones

En el Teatro México  (Chimbacalle) se presentará Le Pont Bridge con ‘Le Mobile’. Hoy, mañana y el sábado, a las 19:30.  

En el Teatro Sucre   actuará el Ballet Jazz de Montreal. Hoy y mañana, a las 19:30.

Con la presentación  de estas dos piezas escénicas, la Fundación Teatro Nacional Sucre, concluye la programación de mayo, mes de las nuevas artes.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)