17 de November de 2011 00:04

El genio de Puccini, en dos óperas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Fundación Teatro Nacional Sucre trae dos óperas del italiano Giacomo Puccini. Se trata de ‘Suor Angelica’ y ‘Gianni Schicchi’, la segunda y tercera partes de una trilogía iniciada por ‘Il tabarro’.

Para referirse a estas óperas, estrenadas en 1918, sus realizadores hablan de un momento más maduro en la obra de Puccini, un momento distante de ‘La Bohème’ y ‘Tosca’. Puccini ya traía consigo un mayor bagaje musical con Brahms, Mahler o Stravinsky, lo cual devino en un trabajo más interior. Fue en ese momento que llegó un joven Giovacchino Forzano, con el libreto que surtiría en estas óperas.

Si bien se ha dicho que la trilogía guarda referencias a la ‘Divina Comedia’; solamente ‘Gianni Schicchi’ es un personaje de la obra de Dante. El libreto se caracteriza por un lenguaje simplificado, en ‘Suor Angelica’, y por la ironía y el sarcasmo en ‘Gianni Schicchi’. La pieza que no se presenta esta vez, ‘Il tabarro’, proviene de una obra de gran guiñol (títere movido con las manos). Estas óperas trascienden el tiempo por su temática universal, la muerte, y en el caso de ‘Gianni Schicchi’, el interés por el dinero. Asimismo, la pieza de Puccini critica a la sociedad florentina. Para el montaje se reunió un elenco internacional, técnico e interpretativo. La Sinfónica Nacional interpreta la música.

Un reto musical para la OSNE

Según comenta la directora cubano-estadounidense Lucy Arner, quien  en esta ópera llevará   la batuta de  la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador,  “uno de los grandes retos en cuanto a la música ha sido llevar a la orquesta por los caminos de la ópera de Puccini”.
 
A su parecer, los constantes cambios en cuanto a las voces de los personajes de este díptico implican una nueva forma de hacer música para la orquesta. “Ya no son ellos los grandes solitarios, ahora tienen unos compañeros que marcan las pautas  de  qué se debe toca y cuándo hacerlo”.

[[OBJECT]]

En cuanto a la acústica del Teatro Sucre, la directora le encuentra ciertos problemas en la disposición del foso (parte inferior del escenario) donde estará ubicada la orquesta. “Una ópera como esta requiere una gran cantidad de músicos lo que implica que ellos deberán extenderse lo más posible hacia el fondo del lugar, impidiéndoles seguir de cerca los movimientos del director”, señala Arner cuya vida profesional inició en 1996 dirigiendo  la ópera de Puccini ‘Suor Angélica’ y  ‘The Telephone’  de Menotti.

Sobre las tonalidades de esta obra, la directora comenta que “se podrá sentir la indiscutible humanidad de Puccini”. “Los personajes de estas dos obras son cercanos al espectador. Lo mismo pasa por la música: melodías que recrean pasajes domésticos  son los fuertes de Puccini al crear”, comenta Arner.

Tragedia y  comedia  en escena

El napolitano Stefano Vizioli es el director escénico   del díptico ‘Suor Angelica’/ ‘Gianni Schicchi’, de Puccini. Con estas dos piezas dice sentirse cómodo,  aunque en su carrera  también ha montado  ‘Il tabarro’.

 Señala que las tres obras  están unidas por el tema de la muerte, pero desde diferentes  perspectivas: violenta, en ‘Il tabarro’; metafísica, en   ‘Suor Angelica’; y grotesca e irónica,  en   ‘Gianni Schicchi’.
 
Por eso dirigir una tragedia y una comedia, si bien son las dos caras de una misma moneda, le resultó un enorme trabajo. Para ‘Suor Angelica’ -señala- la complejidad está  en el cuestionamiento interno de la protagonista, quien experimenta una maternidad frustrada  y  una no-vida de monja de claustro. Mientras que en  ‘Gianni
Schicchi’ todo es una partitura gestual,   que debe funcionar como un  “reloj suizo”
y con mucha gente sobre escena.
 
Vizioli indica que estas piezas están alejadas del  ‘verissmo’ que se le imputó a Puccini por sus primeras  obras    y que se trata de una visión más intelectual, en un momento maduro,  y que  consigue una modernidad única. En esta puesta en escena, le apostó a una actualización hacia los años 50.  En cuanto a la actuación para ‘Suor Angelica’  buscó la naturalidad, sacar cosas y no poner gestos; mientras que para ‘Gianni Schicchi’ evitó la caricatura,  aclarando que el personaje no debe ser bufón, pues la comicidad radica en la situación misma.

Las funciones


El díptico operístico  se presenta desde esta noche, hasta el sábado, a las 20:30, en el Teatro Nacional Sucre.   
El costo  de las entradas es de USD 15, 25 y 30.
En el elenco  participan cantantes líricos de España, EE.UU., Italia y Ecuador. La música la interpreta la Sinfónica Nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)