14 de July de 2010 00:00

La exposición del cómic atrae a los jóvenes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Los héroes de la Liga de la Justicia libran una nueva batalla. En esta ocasión para ganar la atención de los visitantes que llegan a la Sexta Convención Nacional de Cómics. Sus contrincantes son los manga japoneses y personajes de la historia nacional. El escenario es la Plaza Colón, en el centro de Guayaquil.

El encuentro es organizado por el Municipio de la ciudad y el Cómic Club. Su inauguración fue el lunes pasado y concluirá el domingo próximo. Al aire libre se colocaron 35 carpas, en las cuales se expone y comercializa un sinnúmero de personajes de historietas y series animadas.

Para quienes ya han vivido más de 20 años, el recorrido por los diferentes estands resulta un viaje en el tiempo, porque se encontrarán con sus muñecos preferidos de la infancia. Están los clásicos Batman, Superman, G.I.Joe y los personajes de la serie Ranma ½. El precio de los muñecos fluctúa entre USD 5 y 75. Los fanáticos pueden pintarse el rostro de su personaje preferido por USD 1.

En un salón cerrado se encuentra el Museo del Cómic, con una colección de más de 100 revistas. En su mayoría son historias de los héroes de la Liga de la Justicia, que datan de los años 60 hasta la actualidad. Además, hay réplicas de los muñecos.

La Biblioteca Municipal exhibe la serie de historietas denominada ‘Memorias guayaquileñas’. Son 10 tomos que narran a través del cómic la vida de personajes como Vicente Rocafuerte y José Joaquín Olmedo. La última revista trata sobre leyendas urbanas.

En la Convención participan 27 artistas del cómic, entre nacionales e internacionales. Ellos exhiben en ocho estands su trabajo publicado. Aprovechan las horas de menor afluencia de público para hacer algunos bosquejos.

Ese es el caso del peruano Juan Carlos Silva, quien trabaja en darle forma animada a un guión de Frankenstein. Él es uno de los tres autores del cómic de Manuela Sáenz, La Libertadora, que distribuye el Gobierno.

Alfredo García, presidente de Cómic Club, dice que a través de esta exposición se fomenta la lectura y el aprendizaje con cómics educativos. Para los artistas también es una manera de publicitar su trabajo y conseguir contratos.

En su segundo día de apertura, la mayor cantidad de visitantes fue de jóvenes de colegios y universidades. Karla Nazareno, estudiante de la carrera de Diseño Gráfico, asistió con tres amigos de aula. Quiso comprarse un personaje, pero por su costo no pudo.

Su compañero Miguel Gilero regresará el fin de semana, porque ese día será la premiación a los mejores disfraces de cómics, habrá conferencias y presentación de bandas musicales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)