4 de March de 2014 00:05

La cultura afro de Imbabura disfrutó de tres fiestas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La música bomba, el ritmo tradicional del valle del Chota, es el elemento infaltable en las comunas afros del Chota, El Juncal y Salinas en donde se han dado fiestas por Carnaval.

Ahí, gastronomía, música, danza y artesanías están a disposición de los vecinos y turistas. Es una vitrina que muestra la cultura de los afrodescendientes de la Sierra Norte.

"Todo empezó hace 12 años en la comunidad del Chota", recuerda Carlos Andrade, integrante de la Fundación Piel Negra. "Un grupo de jóvenes decidimos organizar un festival de música y danza afro, con el objetivo de revitalizar la cultura local y generar ingresos económicos".

De esta manera nació el Carnaval Coangue, que se realiza cada año a orillas del río Chota.

El programa, que se inició el domingo último (02 de marzo), continúa hasta las 19:00 de hoy (04 de marzo), con la presentación de artistas locales. Se trata de grupos como: Congo y Miel, Los Inquietos de la Bomba, Los Auténticos del Valle...

A la par de la música, los visitantes pueden disfrutar de las delicias del menú local.

Lucy Congo, por ejemplo, ofrece pollo frito con yuca, a USD 2,50. También se puede encontrar sopa de picadillo, como se le denomina al plátano verde picado. También hay arroz con guandul, una variedad de fréjol silvestre.

Para ello, los organizadores instalaron 120 cabañas, usando carrizos y hojas secas de caña, para que las familias de la localidad puedan vender alimentos, artesanías y licores.

Joel Aguas ofrecía ayer empanadas, arroz con guandul y gaseosas. Asegura que invirtió USD 500, con la esperanza de recuperar ese dinero y ganar 300 más, como el año anterior.

A pocos pasos, Congo asaba choclos y ofrecía cervezas heladas. "Esta fiesta de Carnaval nos permite ganar unos cuantos dólares", asegura esta mujer de 41 años, quien el resto del año labora como cocinera en un restaurante de Ibarra.

Ese mismo objetivo permitió que, desde hace nueve años, la vecina comunidad de El Juncal organice su propia fiesta, denominada: Carnaval Olas del Río.

Además, la tradición se extendió este año a la parroquia de Salinas, que organizó el Carnaval Palenque 2014.

Paulo Ramos, integrante de la Comisión de cultura, explica que se instalaron 30 quioscos para mostrar las artesanías y la comida que se prepara en Salinas. Pero sobre todo, asegura, se busca posesionar a la parroquia como un destino turístico.

Los visitantes provienen de Imbabura y Carchi. Pero la mayoría son emigrantes del valle del Chota, que regresan para reencontrarse con sus familias, como Mary Lara, quien reside en la capital ecuatoriana.

También hay artistas, como las integrantes del grupo Martina Carrillo, que aunque residen en Quito, demostraron, en el Chota, que mantienen vivas sus raíces con la presentación de danzas afros de Imbabura, Carchi y Esmeraldas.

El Carnaval del Chota, El Juncal y Salinas concluye hoy.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)