18 de December de 2010 00:00

Cuide al niño de accidentes en la casa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

Una llamada telefónica descontroló a Paola Valdiviezo, de 26 años. Su madre, quien había quedado al cuidado de su hijo de 5 años, le dijo que el pequeño se había tomado un producto químico y estaba mal.

“Sentí que el mundo se me caía. Salí corriendo del trabajo a mi casa para saber qué había ocurrido y no sabía qué hacer”.

El niño había entrado al baño en un descuido de la abuela; allí encontró un frasco plástico blanco con colores llamativos. Lo ingirió creyendo que se trataba de una bebida, pero era un producto utilizado para destapar las cañerías de los baños.

Según la Cruz Roja, los accidentes más frecuentes que se registran en niños son quemaduras, golpes y asfixia en la casa. Si ha ingerido un químico se recomienda identificar el producto, para saber si es prudente o no inducir o no al vómito.

Si se trata de un químico fuerte, como para destapar caños al salir nuevamente por la traquea puede causar más daño.

Jorge Arteaga, coordinador de socorro de Cruz Roja, afirma que se debe trasladar de forma inmediata al paciente a una casa de salud cercana para que se le practique un lavado.

Valdiviezo recuerda que su hijo no tuvo que pasar por ese procedimiento porque en una clínica que lo atendieron dijeron que no alcanzó a tragar el líquido de la botella y que por tanto no había mayor riesgo. Pero había quemado parte de su boca. “Por suerte se lo pudo tratar con medicamentos y aprendimos una lección de la forma más dura. Ahora tenemos mayor cuidado con todo lo que hay en casa”.

En la cocina se produce la mayor parte de los accidentes con los infantes

Los cajones donde se guardan los cuchillos, tenedores u otros artefactos con filo deben estar asegurados.

No deje que los mangos de los sartenes y otros utensilios de cocina sobresalgan de la hornilla de la cocina.

No deje fósforos cerca de la cocina ni encendedores eléctricos que llamen la atención del niño.

Los aparatos pesados deben estar en medio de la mesa y no en los bordes para que no caigan sobre el niño.

Todos los productos que sirven para la limpieza del hogar deben estar en sitios altos y bajo llave.

No coloque frascos con bebidas calientes sobre manteles que puedan ser jalados por los niños.

Los tachos de basura deben estar dentro de un mueble que pueda cerrarse con seguro.

Cierra la válvula del tanque de gas de uso doméstico cuando no esté cocinando para evitar fugas.

Los cables eléctricos del microondas deben estar adheridos a la pared con canaletas o tachuelas.

El baño debe estar cerrado y los pequeños deben entrar siempre con un adulto

Guarde las medicinas en lugares altos, dentro de los botiquines, fuera del alcance de los pequeños.

No deje los pisos de baldosa húmedos luego de tomar una ducha, límpielos bien para evitar caídas.

Coloque porta lavabos de hierro para que no se desprendan cuando un niño se arrime demasiado.

Coloque puertas de vidrio o acrílico para dificultar el ingreso de los niños a la ducha o bañera.

Compre un asiento adaptador para la taza del baño. Así se evitará posibles caídas y golpes.

Nunca deje al niño en la bañera solo. Puede ahogarse hasta en 5 centímetros

de nivel de agua.

Procure tener la puerta del baño cerrada durante todo el tiempo y coloque las debidas seguridades.

Cuando bañe a su hijo vigile que la temperatura del agua sea la adecuada antes de sumergirlo.

Revise con frecuencia que los botiquines o porta- toallas están bien adheridos a las paredes del baño.

Establecer normas mínimas de seguridad en las piscinas

No use un asiento de bañera flotante porque puede voltearse y hacer que el bebé caiga al agua.

Instale un cerco que tenga un mínimo de 1,5 metros de altura alrededor de la alberca.

Cubra con un cobertor la piscina de su hogar cuando no la utilice y no deje que se acerque el niño.

Remueva todos los juguetes del área de la piscina cuando los niños hayan terminado de nadar.

Cuando utilice las piscinas plásticas en el patio, vacíelas completamente luego de usarlas.

Remueva todas las escaleras que se encuentren cerca de una piscina para evitar caídas.

Si el niño queda con una niñera, asegúrese que le ha explicado las reglas de seguridad de la casa.

Verifique que la temperatura del agua sea la adecuada para no irritar la piel de los recién nacidos.

No deje que los niños corran o dejen de usar zapatillas de caucho en los alrededores de la piscina.

Si usted tiene que responder al teléfono o a la puerta, no confíe en que otro niño cuide de su bebé aunque sea por solo unos minutos. Llévelo consigo y haga que permanezca a su lado.

Cuidado con la comida , no permita que el niño se llene excesivamente la boca ni que coma acostado. Explíquele que no debe hablar, correr o reírse con la boca llena porque puede asfixiarse fácilmente.

Nunca deje a un niño solo cerca de un cubo lleno de agua u otro líquido. Tampoco deje que manipulen objetos que puedan introducirse en la boca como monedas, canicas, sorbetes o dulces sólidos.

Cuando existan niños cerca de las puertas, ventanas, balcones, vigile que sus manos no se encuentren en las juntas o ejes de cierre de estos lugares. Al caminar junto haga que el pequeño vaya por delante.

Para evitar golpes, no deje armarios o cajones abiertos en la casa e ilumine adecuadamente el área de circulación de personas o donde haya objetos con esquinas puntiagudas.

Revisar de forma permanente el estado de los utensilios. Si las tazas, platos o vasos están rotoso resquebrajados deben ser reemplazados para evitar cortaduras en los niños.

No deje a los niños solos junto a las mascotas y enseñe a los pequeños que si los animales son maltratados pueden reaccionar de forma agresiva y provocar una herida de consideración por mordeduras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)