3 de noviembre de 2015 09:40

Los cosméticos, los nuevos 'reyes' de los productos falsificados en Tailandia

A simple vista, los artículos de imitación, y en particular los cosméticos, llegan a ser idénticos al patrón, con un envoltorio y unas etiquetas prácticamente iguales. Foto: EFE.

A simple vista, los artículos de imitación, y en particular los cosméticos, llegan a ser idénticos al patrón, con un envoltorio y unas etiquetas prácticamente iguales. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Cremas faciales, pintalabios, sombras de ojos, geles de baño, lociones hidratantes, colonias y fragancias de grandes marcas internacionales son algunos de los productos de imitación que se pueden encontrar por las calles de Bangkok.

Se trata de falsificaciones que se han convertido en los artículos más solicitados de compra y venta en el mercado del fraude de marcas, desbancando del primer puesto de ese mercado ilegal a las ya tradicionales copias CD y DVD.

"Hasta hace unos años, las falsificaciones más requeridas eran con diferencia los CD y DVD pero, tras la aparición de páginas de descargas en Internet, han quedado relegados a un segundo lugar dando paso a los artículos cosméticos", explicó Suebsiri Taweepon, letrado de la firma de abogados Tilleke & Gibbins.

Suebsiri, que asesora a grandes multinacionales para preservar los derechos de la propiedad intelectual, apuntó que una de las principales causas de esta demanda es "el bajo coste de los productos falsificados en comparación con los originales".

La cultura de adquirir ejemplares de imitación se encuentra entre los atractivos más populares de Bangkok, en donde es habitual encontrar tanto a locales como a turistas comprando cosméticos a un precio hasta tres veces inferior que lo que cuesta el original.

Por los estrechos y abarrotados pasajes a lo largo de las céntricas y muy transitadas calles de Silom y Sukhumvit de la capital tailandesa se hacinan una larga hilera de puestecillos en donde se venden sin ningún pudor copias de los géneros más diversos.

A simple vista, los artículos de imitación, y en particular los cosméticos, llegan a ser idénticos al patrón, con un envoltorio y unas etiquetas prácticamente iguales que pueden confundir con facilidad a cualquier ávido comprador.

"Muchos de los comerciantes alegan que son excedentes de las tiendas pero la verdad es que, después de examinarlos en laboratorios, algunos de los compuestos que contienen pueden ser perjudiciales para la salud", afirmó el abogado.

Pese de no existir estudios sobre las efectos adversos de los productos falsificados en la piel, el médico Nopadol Noppakkun, presidente de la Sociedad Dermatológica de Tailandia, comentó que pueden aparecer consecuencias negativas entre un 40 % y un 70 % de los casos.

Nopadol detalló que ese tipo de reacción, aún no teniendo consecuencias importantes a largo plazo, puede dar lugar a la aparición de irritación, enrojecimiento, erupción cutánea, urticaria o picazón, siendo molestas para la persona que las sufre.

"Es muy importante concienciar al comprador de que adquiera productos de marcas legales y registradas que hayan pasado por controles de salud para que no tenga ningún tipo de reacción", puntualizó Nopadol.

En el informe anual 'Special 301', publicado por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, que denuncia a los principales infractores internacionales de los derechos de la propiedad intelectual, se vuelve a señalar otro año más a Tailandia como uno de los países con más compra-venta de falsificaciones.

El Gobierno tailandés tomó varias medidas legislativas en 2014 para frenar este negocio fraudulento, incluyendo una enmienda a la Ley de Aduanas que proporciona la facultad a los funcionarios de aduanas de suspender y confiscar bienes ilegales en tránsito.

"A pesar de estas medidas, el mercado ilegal sigue en auge y cada vez es más sofisticado y perfeccionista en la realización de productos falsificados por lo que es importante comprar siempre en comercios que garanticen su legalidad", concluyó Suebsiri.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)