26 de January de 2014 00:01

Correa: 'Primero me voy a mi casa antes que ceder a la fuerza'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El gremio médico reaccionó. El secretario de la Federación Médica, Carlos Figueroa, dijo que los doctores que están en la lista del Gobierno para sustituir a quienes renuncien en el país se especializaron en Medicina Familiar en Cuba, mas no son especialistas como se requiere.

El pronunciamiento se produjo luego de que el presidente Rafael Correa pidiera ayer, 25 de enero, que se elaborase un instructivo para incluir a médicos extranjeros al sistema público de salud, en caso de que los doctores dejen sus puestos por el Código Integral Penal, que tipifica la mala práctica profesional.

En septiembre pasado se informó oficialmente que desde Cuba llegarían al país 1 000 médicos con esa especialidad.

La idea es cubrir en parte la demanda "urgente" de ese tipo de galenos. En Ecuador hay un déficit. Se requieren al menos 5 000 médicos familiares, y el Ministerio de Salud advierte que en el país, en el momento, hay aproximadamente 300 que están vinculados al organismo y que trabajan en esa rama.

Solo tres universidades de 53 apostaban hasta el año pasado por impartir esa especialidad: la Central, la Católica de Quito y la del Azuay.

Correa dijo estar dispuesto a traer médicos foráneos para llenar las plazas de los especialistas que decidan renunciar a sus trabajos en el sistema de salud pública del país.

El viernes, asimismo, en una cadena nacional, anunció que existe una lista de cerca de 750 profesionales de la salud de "países amigos dispuestos a venir a trabajar".

Para viabilizar su entrada a la red de centros y hospitales públicos, dispuso que se realice un instructivo para la contratación del nuevo personal extranjero. "Ojalá no sea necesario. Pero no nos vamos a quedar sentados, cruzados de brazos. Viendo la prepotencia y abuso de ciertos grupos de interés".

El miércoles, 90 médicos del Hospital Pablo Arturo Suárez de Quito renunciaron. Lo mismo ocurrió el viernes en el Hospital de Niños Baca Ortiz, donde se anunciaron alrededor de 75 dimisiones. Existen otras 117 cartas firmadas en el Eugenio Espejo, uno de los más grandes del sistema público.

Los doctores del Carlos Andrade Marín, del IESS, también dejaron entrever que se irían.

Frente a ello, Correa manifestó que los doctores "son libres de hacer lo que crean más conveniente" y que si quieren renunciar, que lo hagan. "No vamos a ceder ante la fuerza y prepotencia (...) Primero me voy a mi casa antes que ceder a la fuerza", señaló.

Por esto, adelantó que de ser necesario las embajadas reclutarán a los médicos y las autoridades analizarán las áreas en las que se necesiten especialistas, los sueldos y las condiciones laborales.

Dispuso que el instructivo se distribuya a todas las embajadas que tiene el Ecuador, sobre todo a las de habla hispana.

La semana que viene, en el país se realizarán talleres para que se puedan esclarecer las dudas que los médicos tengan sobre el artículo 146 del Código. El tercer inciso determina que si la muerte del paciente se produce por acciones innecesarias, ilegítimas y peligrosas serán sancionados con tres a cinco años de cárcel. "El art. ha quedado bien", anotó Correa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)