Los estilos antiguos resurgen con fuerza y no desentonan

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir

Vuelve, todo vuelve. Esta sencilla frase se vuelve un axioma cuando se trata de la moda. Y es tan real como el minimalismo, el iPod, el Nintendo Wii o el 'high tech'.

¿Cuál es? La moda retro, que regresa. Este retorno no solo desfila en las pasarelas de París o Nueva York, las cuales se llenan de encajes, bordados y florituras. Otros escenarios también dan acogida a estilos, tendencias y materiales que eran el último alarido hace medio siglo, cuando nuestros padres todavía eran 'hijos'.

El diseño de muebles es un caso que refleja de cuerpo entero esta coyuntura. Cada día resurgen estilos que en su época causaron furor, pero que hace una veintena de años fueron arrinconados en las despensas y los áticos más escondidos de las casonas.

Ese es el caso del art deco. La utilización de maderas exóticas con apliques en marfil, madre perla o pieles exóticas es lo que hacía que el mobiliario de épocas pasadas, el cual ahora se considera antiguo pero valioso, sea llamativo y único.

En la actualidad, Ishan Haute Decor trata de atrapar toda esa magia y originalidad en el diseño de piezas complementarias y de mobiliario. Poltronas, sillas, muebles, mesas, biombos, espejos y decenas de artículos más son parte del menú. Estas son piezas de Andrés Herrera, diseñador, las cuales se elaboran con inspiración, iniciativa y conocimiento.

Este conocedor del diseño recopila, restaura y crea todo tipo de muebles elaborados a la medida. Comenta que el lugar ideal para encontrar piezas únicas son los anticuarios o la imaginación.

Desde hace seis meses esta propuesta vio la luz y ahora implementa su visión con los clientes que se interesan por su propuesta. "Lo que se busca es una exclusividad", añade.

No se hacen dos piezas iguales. Una de estas es una poltrona en madera, tapizada en terciopelo sedado a los lados y con un tapiz rayado en tono de azul, blanco, negro y gris. Esta tiene dimensiones únicas y puede adecuarse perfectamente en una sala de estar. Todas la telas que Herrera utiliza para sus creaciones son importadas.

Las mesas de centro o de apoyo son una de sus especialidades. Una pieza inspirada en esta tendencia presenta un singular diseño. Hecha con madera de cedro chino, está tallada y enchapada a mano. Esta mesa tiene tres lacas de poliéster para lograr un acabado más brillante y llamativo.

Los espejos, en especial los de grandes dimensiones, son otra de sus pasiones.

Una pieza de 138 cm de largo por 210 de alto se destaca. Este está hecho con un marco sólido de madera de seike y acabado con laca mate natural. Otro miembro de esta propuesta es un biombo compuesto por tres paneles de madera de seike entretejidos con acero. Cada uno de los paneles mide 60 cm de largo y 1,80 de ancho.

Los diseños responden a la inspiración del autor y a los requerimientos del cliente. Es por eso que el precio varía de acuerdo a las especificaciones. La entrega de las piezas toma un mes. Para contactos puede escribir al correo ishanhautedecor@gmail.com Otro almacén que oferta muebles de viejo cuño pero valiosos es Pigalle, una tienda especializada en mobiliario antiguo ubicada en la esquina de la Zaldumbide N25-165 y Toledo, en La Floresta, Quito.

El menú que ofrece es preciosista y de gran valor artístico. Hay de todos los precios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)