7 de diciembre de 2015 12:51

La conferencia del clima de París entra en su semana decisiva

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La conferencia del clima entró el lunes 7 de diciembre de 2015 en su semana decisiva para encontrar un acuerdo que, en palabras del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, permita alejar el espectro de una “catástrofe” planetaria inminente.

“La catástrofe climática nos acecha” , advirtió Ban al abrir la fase ministerial de las discusiones entre los 195 países que participan en la conferencia de París sobre el clima (COP21) . “El mundo espera algo más que medidas a medias” , agregó.

El tiempo apremia porque los ministros tienen previsto cerrar esta semana las decenas de puntos que quedaron entre corchetes en el borrador elaborado la semana pasada por las delegaciones nacionales.

El objetivo es alcanzar un acuerdo, aplicable desde 2020, para contener el calentamiento global a un máximo de 2 ºC respecto a la era preindustrial. Los países insulares y los menos avanzados reclaman incluso medidas para contener el aumento de las temperaturas en 1,5º.

Casi todos los países -185 de los 195, que representan más del 98% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) causantes del calentamiento global- presentaron planes de reducciones voluntarias de emisiones, pero esos esfuerzos son claramente insuficientes porque sólo permitirían limitar el calentamiento a entre 2,7º y 3,5º.

Ban destacó a este respecto la necesidad de instaurar a partir de 2020 una revisión quinquenal de los compromisos contraídos, para que puedan “ reforzarse en función de los datos científicos disponibles ” .

Un informe presentado este lunes supuso una inesperada nota de optimismo, puesto que reveló que las emisiones de CO2, principal causante del efecto invernadero, bajaron en el mundo en los últimos dos años.

Las emisiones se estabilizaron en 2014 y bajarán un 0,6% aproximadamente en 2015, a pesar de un fuerte crecimiento económico mundial (de 3,4% y 3,1% respectivamente) , según el reporte de Nature Climate Change.

Financiamiento de los países del sur 


El ministro francés de Relaciones Exteriores y presidente de la COP21, Laurent Fabius, recalcó que los ministros tenían el deber de aportar “ decisiones políticas ” a las cuestiones pendientes.

Un comentario que se hace eco de las declaraciones del negociador de la Unión Europea, el comisario Miguel Arias Cañete, quien admitió tras la entrega del borrador que “todos los temas políticos complicados” quedaban pendientes de solución.

Entre esos temas figuran también el financiamiento de la ayuda climática a los países del sur y el reparto de los esfuerzos entre países desarrollados, emergentes y en vías de desarrollo en la reducción de GEI.

Los países en desarrollo presionan para que los USD 100 000 millones anuales de ayuda a la conversión a la economía verde prometidos a partir de 2020 sean sólo un punto de partida.

“Exigimos un aumento sustancial de la base de USD 100 000 millones a partir de 2020 ” , dijo la sudafricana Nozipho J. Mxakato-Diseko, en nombre del grupo G77+China, que agrupa a más de 130 países en vías de desarrollo, entre ellos todos los de América Latina exceptuando México.

“Llegó el momento de acabar con esta diferenciación rígida entre países desarrollados y en desarrollo ” , reaccionó el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, a su llegada a París.

“Los países desarrollados no se echarán para atrás ” , prometió Cañete, pero “ el mundo ha cambiado ” y ahora hay países, como China, que pueden y deben contribuir, explicó. Esa diferencia entre países ricos y países en desarrollo fue fijada en la Convención de Río de 1992.

Los países industrializados deben “ detener los intentos por reescribir la Convención alterando sus objetivos de principio ” , advirtió la ministra cubana de Medio Ambiente, Elba Rosa Pérez Montoya. Para hacer avanzar las negociaciones, Fabius estableció cuatro grupos de trabajo y nombró a 14 facilitadores.

El informe sobre emisiones mundiales de Nature explica que cambios en China, el principal emisor mundial, fueron decisivos para estabilizar los datos. Pero los gases de efecto invernadero “ seguirán durante siglos en la atmósfera ” .

Por primera vez en su historia, las autoridades de Pekín emitieron una alerta roja por contaminación, e impondrán restricciones al transporte entre el martes y jueves.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)