5 de febrero de 2016 15:49

El Ágora roqueó con Caramelos de Cianuro, Verde 70 y Elefante

Además de promocionar este nuevo álbum, Caramelos de Cianuro hizo un recorrido por su vida musical, con canciones que fueron aclamadas por los ecuatorianos, como Las Estrellas, El último polvo

Además de promocionar su nuevo álbum '8', Caramelos de Cianuro hizo un recorrido por su vida musical, con canciones como Las Estrellas, El último polvo, entre otras. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Pamela Castillo
Redactora (I)

Cuando el sonido de la guitarra distorsionada de ‘El Enano’ González entonó las notas de la canción Secreto, la fanaticada rompió en un grito de euforia para corear este tema que forma parte del nuevo álbum de Caramelos de Cianuro, ‘8’.


La banda venezolana abrió la noche del jueves -4 de febrero- el concierto Por amor al rock, que reunió, además, a los ecuatorianos Verde 70 y a los mexicanos Elefante, en el Ágora de la Casa de la Cultura.

Enfundado en un pantalón con ‘animal print’, el vocalista Asier Cazalis saltó al escenario acompañado por luces violetas y azules. Animó al público con su característico baile sensual y cantó algunas de las canciones del nuevo disco.

La pantalla gigante proyectaba el video promocional de Caramelos de Cianuro, en el que sus integrantes lucen trajes de astronautas haciendo referencia a los sonidos futuristas que caracterizan a ‘8’.

Tú eres de esas, Jazz, Baile Rock y Euforia, entre otras de sus nuevas canciones, sonaron en el Ágora que completó la mitad de su capacidad.

Además de promocionar este nuevo álbum, Caramelos de Cianuro hizo un recorrido por su vida musical, con canciones que fueron aclamadas por los ecuatorianos, como Las Estrellas, El último polvo, Verónica y Sanitarios.

Para finalizar su presentación, Cazalis se despidió de Quito con su éxito romántico Casa, y cerró el repertorio con Rubia sol Morena luna.

Los asistentes tuvieron que ser pacientes, tanto para el arranque del concierto como para el cambio de bandas. Pese a que el show estaba previsto para las 20:00, Caramelos de Cianuro abrió a las 21:30. El grupo ecuatoriano Verde 70, el segundo en el escenario, empezó a tocar casi a las 23:00.

FF

La agrupación apareció en 1998 de la mano de su vocalista y líder Darío Castro. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO


El vocalista Darío Castro apareció en la tarima con un nuevo ‘look’: lució el cabello blanco y un vestuario muy apegado al rock punk de los 80, con camisa de cuello y pantalón negros.

El escenario estaba decorado con líneas negras y blancas, haciendo referencia a su más reciente gira, La edad de la cebra, que celebra los 15 años de vida musical de Verde 70.

El bajista Diego Saa también sorprendió con un nuevo corte de cabello. Después de que se quitó sus largos rizos antes de iniciar la gira, esta vez lució un corte punk, con la cabeza rapada y una cresta en la mitad. La banda entró al escenario con un derroche de energía, en compañía de un ayudante disfrazado de cebra.

En la inmensidad fue el tema con el que Verde 70 abrió su repertorio, al son de la poderosa batería de Bastián Napolitano. No puedo estar sin ti e Invierno también sonaron en el Ágora.

Para interpretar Ayer Tal vez, el grupo contó con el apoyo musical de la sección de metales de la banda Piñata, que puso el toque jazz con trompetas y saxofones.

La noche finalizó con la presentación del grupo mexicano Elefante, que también complació a su público ecuatoriano con canciones como Mentirosa, Así es la vida, El abandonao y Durmiendo con la luna.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)