18 de agosto de 2014 23:30

Los primeros pintores de la Audiencia, testimonio cultural de la vida quiteña

Casa de la Cultura Ecuatoriana Presidida por Marco A. Rodríguez busca formas legales para afrontar este decreto.

La exposición del Museo de Arte Colonial de la Casa de la Cultura Ecuatoriana también celebra 100 años de su fundación, y lo hace en el marco de los 70 años de creación de la Casa de la Cultura. Foto: Archivo. 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 1
Redacción Cultura

'Andrés Sánchez Gallque y los primeros pintores en la Audiencia de Quito' no solo muestran 32 obras que se hicieron en la época de la Audiencia, a mediados del siglo XVI. La muestra, además, revela cuadros de artistas indígenas, mestizos y extranjeros de la época, que eran desconocidos hasta hace poco.

La exposición del Museo de Arte Colonial (Mejía y Cuenca, frente al convento de La Merced) de la Casa de la Cultura Ecuatoriana también celebra 100 años de su fundación, y lo hace en el marco de los 70 años de creación de la Casa de la Cultura.

La muestra tiene en su curaduría a la historiadora estadounidense de arte Susan Webster y a Ximena Carcelén, también coordinadora del museo. Junto a Webster estuvo, en la investigación de más de una década, el historiador español y músico Ángel Justo Estebaranz.

Sin embargo, para este hallazgo inédito que resume la muestra que estará hasta el 12 de noviembre se sumaron otros expertos. Ya no en un esfuerzo conjunto, sino uniendo caminos de investigaciones distintas también encontraron datos de estos pintores desconocidos hasta hace poco.

Fueron el historiador español José Gabriel Navarro, la historiadora boliviana Teresa Gisbert y el arquitecto boliviano José de Mesa quienes dieron con el rastro de las primeras obras registradas por Andrés Sánchez Gallque. Navarro lo vio en 1950 en el Museo de las Américas de Madrid, mientras que Gisbert y de Mesa lo conocieron mientras recorrían el Museo Colonial de Charcas en Sucre, Bolivia.

El cuadro de Andrés Sánchez Gallgue 'Don Francisco de Arobe y sus Hijos' (1555) fue hecho bajo el encargo de la corona española para conocer el avance de la "civilización de los grupo afroindígenas de Esmeraldas", cuenta Ximena Carcelén.

El aporte de Navarro fue registrar a Sánchez Gallque como un artista quiteño de la Audiencia. Mientras los investigadores bolivianos dieron con el dato de que Sánchez Gallque es el primer artista indígena en firmar una obra. Un hecho omitido con frecuencia en la época y por la cual muchas piezas, incluyendo esculturas y cariátides, son anónimas.

Para constatar la fuente y originalidad de las obras halladas Susan Webster verificó todos los archivos históricos de la ciudad, incluyendo los libros de protocolos notariales existentes. De ahí que muchos cuadros hechos bajo encargo, por constar con un contrato de compra-venta, ahora pueden ser conocidos con sus autores.

Los investigadores y la curadora ven relevante poder verificar, con este tipo de documentos legales, el origen y destino de un testimonio de la Audiencia. Carcelén menciona que, a su criterio, eso dice mucho del interés de los artistas indígenas y mestizos por la lengua española y de apropiarse de procesos legales como los contratos.

Es por esos documentos que ahora se puede reconocer a Chiriboga, Montúfar, Lucas Vizuete, Juan de Salinas Vizuete, Bernabé Simón (hermano de Sánchez Gallque, con quien tenían un taller en San Roque) o Angelino Medoro.

La muestra, según la coordinadora del museo, es también una mirada que indaga en las relaciones sociales y artísticas de la época. Pues estos artistas dejaron un precedente para la Escuela Quiteña y todo el movimiento de las Escuelas de Bellas Artes. Mismas que hicieron de Quito la ciudad universitaria y cultural de América del Sur.​

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)