26 de mayo de 2016 08:56

El alargamiento óseo, una cirugía cada vez más común

Imagen referencial. La cirugía de alargamiento óseo es dolorosa. En promedio, las personas que se someten a ella crecen 7,5 cm. Foto: Wikicommons.

Imagen referencial. La cirugía de alargamiento óseo es dolorosa. En promedio, las personas que se someten a ella crecen 7,5 cm. Foto: Wikicommons.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 16
Contento 3
Redacción Elcomercio.com

El alargamiento óseo es una cirugía utilizada en todo el mundo para corregir malformaciones congénitas o tratar las extremidades de personas que han sufrido algún accidente. Sin embargo, este procedimiento se ha vuelto cada vez más común por razones estéticas. A pesar de su alto costo y el largo período de recuperación, varias personas se someten a la operación porque no están contentas con su estatura.

En los años cincuenta, el médico ruso Graviil Iliazarov descubrió, a través de un experimento, que si un hueso era cortado en la mitad y separado ligeramente, este crecerá y se regenerará. Esto lo llevó a crear un aparato para la elongación ósea.

Cuando una persona se somete a la operación, sus tibias son fracturadas. Después unos aparatos fijadores externos son colocados en sus piernas, unidos al hueso mediante dos tornillos largos.

Este tipo de cirugías se realizan en clínicas especializadas de China, Estados Unidos, Rusia, India, Egipto, entre otros países. Los precios pueden variar de acuerdo a la técnica.

Algunos lugares como el Centro de Aumento de Estatura del Instituto Paley, en el St. Mary's Medical Center de Estados Unidos, reconocen a este tratamiento como "un procedimiento cosmético para individuos que quieren ser más altos".

En su página web, el Centro propone distintos paquetes. Uno de ellos, que prevé el elongamiento de cinco centímetros del fémur y cinco de la tibia, cuesta USD 160 000. Este es el más riesgoso y puede provocar la muerte. El procedimiento más seguro tiene un valor de USD 175 000 y el paciente puede ganar hasta 14,5 centímetros de altura.

BBC Mundo entrevistó a un joven colombiano que viajó a Rusia en el 2014 para realizarse la cirugía. El chico, que en el reportaje lleva el nombre de Esteban Ordóñez, medía 1,61 metros y creció cinco centímetros y medio durante cinco meses.

Ordóñez fue tratado en el Centro Ilizarov de traumatología restaurativa y ortopedia en Kurgan. Su familia, dice la BBC, pagó más de USD 17 500 entre el tratamiento y los gastos de pasaje, visa y alimentación. Sin embargo, los altos costos no fueron el único sacrificio. Durante las primeras semanas Ordóñez tuvo que tomar antidoloríficos y pasó por un período de depresión. Después de cinco meses de tratamiento había adelgazado 15 kilogramos.

Ahora, el joven tiene un blog en el que contesta las preguntas de las personas que están interesadas en la cirugía y dice que, a pesar de que se necesita mucha disciplina y resistencia al dolor, vale la pena.

Despúes del procedimiento médico se requieren largos períodos de reposo. Según un médico entrevistado por BBC Mundo, los aparatos deben permanecer en las piernas del paciente por lo menos 35 días por cada centímetro alargado. El promedio de aumento de estatura es de 7,5 centímetros, que equivalen a más de ocho meses con los arneses en las extremidades.

Tras el reposo, la persona deberá realizar varios ejercicios de rehabilitación para que las articulaciones no pierdan movilidad. Durante el proceso, está expuesto a posibles infecciones y hemorragias.

El Instituto Paley establece que la mayoría de pacientes son hombres que se sienten insatisfechos con su estatura, sobretodo cuando tiene una pareja más alta que ellos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (3)