27 de julio de 2017 00:00

El Circo Social muestra sus obras en dos días

Los miembros del Circo Social entrenan en el antiguo aeropuerto de Quito. Fotos: archivo / EL COMERCIO

Los miembros del Circo Social entrenan en el antiguo aeropuerto de Quito. Fotos: archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Tendencias

Durante dos días, el circo dejará de ser una práctica en un hangar del antiguo aeropuerto de Quito para convertirse en toda una experiencia sobre los escenarios. Más de 70 jóvenes entre los 14 y 29 años realizarán hoy, 27 de julio del 2017, y mañana, una muestra de lo que ellos han aprendido como parte del proyecto Circo Social, impulsado por el Patronato Municipal San José.

Los artistas en escena se han preparado por seis meses en áreas como el malabarismo, la acrobacia, la danza aérea, el teatro y la música. La finalidad es que cada uno de ellos potencialice sus capacidades circenses mediante una formación integral de los usuarios.

El arte circense no será el único en escena en sendas presentaciones. Junto a ellos estarán los alumnos del proyecto Casa Metro Juventudes, quienes se encargarán de la parte musical del espectáculo, acompañando con sus guitarras, percusión y voces.

Para complementar este show, en el marco de las presentaciones también se proyectará un documental de la Casa Metro Juventudes. Este narra el desenvolvimiento del proyecto municipal y su accionar en la vida de los jóvenes que forman parte de esta iniciativa.

Los miembros del Circo Social entrenan en el antiguo aeropuerto de Quito. Fotos: archivo / EL COMERCIO

Con más de 1 000 jóvenes inscritos en este programa a través de los años, el Circo Social se ha convertido en un proyecto municipal que forma a las nuevas generaciones de colectivos circenses del país. Tan solo entre febrero y junio de este año, 314 personas se han inscrito en los distintos talleres y ciclos formativos de este proyecto.

Las presentaciones de estos dos días serán en distintos espacios de la ciudad. Hoy, por ejemplo, el show se montará en las instalaciones del antiguo hangar de AeroGal del exaeropuerto de Quito (actual parque Bicentenario). Allí habrá una clase abierta con los talleres de acrobacia y danza aérea que se realizan en el espacio permanente del Circo Social. Uno de los propósitos de llevar al público a este sitio es que la gente entre en contacto con el espacio donde se desarrollan las actividades.

Mañana, 28 de julio, en cambio, la presentación será en las instalaciones del Teatro del Colegio Benalcázar. Esta cita contará con una propuesta de corte escenográfico con el fin de que todos los participantes puedan disfrutar de un show circense de alta calidad.

Para María Fernanda Pacheco, presidenta del Patronato, el “Circo Social representa para los jóvenes un espacio donde se fomenta la cero discriminación con el fin de reafirmar su pasión por el arte y afinar sus destrezas y habilidades”. A su criterio, este tipo de prácticas fomentan valores como la disciplina y el trabajo en equipo entre los usuarios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)