19 de febrero de 2015 16:17

Científicos españoles hallan un material alternativo a la celulosa

El estudio ha sido publicado en la revista científica PNAS, donde se describe la estructura novedosa de este biopolímero y los mecanismos bioquímicos que regulan su producción. Foto: Pixabay.

El estudio ha sido publicado en la revista científica PNAS, donde se describe la estructura novedosa de este biopolímero y los mecanismos bioquímicos que regulan su producción. Foto: Pixabay.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

Un grupo de investigadores españoles del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) encontró un material alternativo a la celulosa producido por bacterias del suelo, que podría tener importantes aplicaciones en los sectores químico, sanitario y alimentario.

El estudio, en el que han participado también científicos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad de Sevilla, detalla la producción de este nuevo tipo de polisacárido en bacterias, que comparte propiedades con otros de interés industrial, como la celulosa y el curdlan.

Sin embargo, y según han explicado los investigadores en un comunicado de la UAM, el material recientemente hallado es producido de manera natural por bacterias del suelo beneficiosas para las plantas.

El estudio fue publicado en la revista científica PNAS ('Proceedings of the National Academy of Sciences'), donde se describe la estructura novedosa de este biopolímero y los mecanismos bioquímicos que regulan su producción.

Además, en la investigación se han aportado datos sobre el papel que puede jugar este material en las relaciones que establecen las bacterias productoras con las plantas.

Los investigadores añadieron que el nuevo polisacárido presenta una estructura mixta entre la celulosa y el curdlan, y que presenta propiedades de ambos aunque también tiene algunas características propias que permitirán que el material se use con nuevos usos y aplicaciones biotecnológicas.

Los autores del trabajo aseguran que ya existen productos fabricados con celulosa bacteriana que son usados como piel artificial para el tratamiento de heridas y quemaduras, y que se están investigando la posibilidad de crear, entre otros, vasos sanguíneos artificiales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)