3 de febrero de 2017 11:46

Científica iraní que no puede viajar a EE.UU. denuncia a Trump por su veto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

La científica iraní Samira Asgari denunció al presidente de EEUU, Donald Trump, y a altos funcionarios de este país por el veto a la entrada de ciudadanos de siete estados de mayoría musulmana (entre ellos Irán), lo que le impide desplazarse de Suiza a Boston para trabajar en la Universidad de Harvard.

Además de a Trump, la científica acusa al secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., John Kelly, y a dos funcionarios de la Agencia de Aduanas y Fronteras de estadounidense (CBP): el comisionado en funciones, Kevin McAleenan, y el director de la oficina de Boston, William Mohalley.

La científica, que reside actualmente en Suiza, presentó la demanda en un tribunal federal de Massachusetts, documento al que ha tenido acceso hoy la prensa helvética.

De nacionalidad iraní, Asgari tiene un doctorado en el Instituto Federal de Tecnología de Suiza (EPFL), donde trabajaba como bióloga de investigación.

Es una experta en genómica y enfermedades infecciosas y ganó una subvención de la Fundación Nacional de Ciencias de Suiza en octubre de 2016 para permitirle estudiar en Boston.

La doctora Soumya Raychaudhuri, del Hospital Brigham and Women de Boston, ligado a la Universidad de Harvard, contrató a Asgari el año pasado para unirse a su reconocido laboratorio de genómica humana, que estudia el papel de la variación genética humana en la progresión de la tuberculosis.

"Se esperaba que esta investigación condujera al desarrollo de fármacos más seguros y eficaces para el tratamiento de la tuberculosis", argumentó Asgari en su denuncia.

La científica iraní solicitó la visa J-1 de Estados Unidos a finales de noviembre de 2016 y renunció a su puesto en un laboratorio de genómica en Lausana (Suiza).

Estados Unidos le otorgó el visado el 27 de enero, el mismo día en que Trump firmó la controvertida orden que suspende durante 120 días el programa de acogida de refugiados de EE.UU. y detiene durante 90 días la emisión de visados para ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen.

La científica intentó dos veces viajar a territorio estadounidense, la primera, el 28 de enero a bordo de un avión de la aerolínea Lufthansa con el que partió de Zúrich hasta Fráncfort, donde un funcionario estadounidense la obligó a regresar a Suiza.

"Yo estaba desconsolada porque estaba tan ansiosa por ir a Boston a continuar mi investigación", declaró la científica, la cual seguidamente volvió a Zúrich y buscó la ayuda de un abogado en Estados Unidos.

Después de conocer la orden de restricción temporal contra la prohibición de Trump emitida por la jueza Ann Donnelly, Asgari reservó otro vuelo para Boston, esta vez con la aerolínea Swiss, programado para salir de Zúrich el 31 de enero.

De camino al aeropuerto, un representante de la aerolínea le telefoneó para decir que no se le permitiría embarcar, pero la investigadora quiso intentarlo no obstante y consiguió pasar el control de seguridad.

Finalmente, su intento terminó en la puerta de embarque en el que un representante del servicio de atención al cliente de Swiss le informó de que la Agencia de Aduanas y Control Fronterizo de EEUU (CBP) había ordenado a la aerolínea que no la dejara subir al avión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (3)