13 de March de 2013 13:35

Inauguran en Chile ALMA, el mayor observatorio astronómico del mundo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El complejo de radiotelescopios que integran ALMA (Atacama Large Millimeter Array), el mayor observatorio astronómico terrestre, fue inaugurado hoy en el norte de Chile, desde donde se podrán escrutar los recovecos más lejanos y desconocidos del Universo.

"Estamos en el mayor sitio de observación del planeta", declaró el director de ALMA, Thijs de Graauw, durante la ceremonia de inauguración, celebrada en el centro de apoyo, situado a 2 900 metros de altura y a unos 40 kilómetros de la turística localidad de San Pedro de Atacama.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, presente también en el acto, resaltó que ALMA, considerado el radiotelescopio más poderoso del mundo, permitirá "adentrarnos en los secretos del origen del universo, de la vida y de nuestra galaxia".

Este complejo astronómico, que cuenta actualmente con 57 de sus 66 antenas ya instaladas, es fruto de una asociación entre Norteamérica, Asia del Este y Europa, que han invertido un total de 1 400 millones de dólares en su construcción.

Su puesta en marcha oficial se escenificó con un contacto en directo con el Llano de Chajnantor, a 5 000 metros de altitud, donde se encuentran las antenas, que se movieron al unísono para apuntar directamente hacia el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Este observatorio fue concebido en los años 80 a partir de tres proyectos separados de europeos, norteamericanos y asiáticos, que confluyeron en los años 90 y se concretaron a principios de esta década.

Fue en 2003 cuando se instaló la primera antena de ALMA y en octubre de 2009 se iniciaron sus primeras operaciones científicas formales con un tercio de su capacidad operativa.

[[OBJECT]]

Sus antenas no funcionan como los telescopios ópticos tradicionales, sino como radiotelescopios, es decir, están diseñadas para detectar las longitudes de onda milimétricas y submilimétricas, aproximadamente mil veces más largas que la luz visible.

La observación de estas longitudes de onda largas permite a los astrónomos estudiar objetos muy fríos en el espacio, como las densas nubes de polvo cósmico y gas donde se forman estrellas y planetas, así como objetos muy fríos en el Universo primitivo.

Para su ubicación se eligió el Llano de Chajnantor, que reúne las características propicias para un proyecto de esta envergadura.

Al ser ésta una zona de extrema sequedad, ALMA esquivará uno de sus principales obstáculos, el vapor de agua presente en la atmósfera, que absorbe la luz de las ondas milimétricas y submilimétricas y distorsiona las señales que llegan del espacio.

Además, la extensión de la planicie posibilitará que las antenas se puedan desplegar a distancias entre sí, desde 100 metros hasta 16 kilómetros y, al estar ubicada cerca del ecuador, ALMA podrá también observar gran parte del universo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)