17 de noviembre de 2015 00:00

Chachis buscan difundir su lengua en Esmeraldas

Los chachis que habitan en la isla Luis Vargas Torres promueven la conservación de su idioma en la charla cotidiana. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Los chachis que habitan en la isla Luis Vargas Torres promueven la conservación de su idioma en la charla cotidiana. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Marcel Bonilla
Redactor
(F-Contenido intercultural)

El idioma de los chachis, conocido como Cha’palaa, llama la atención de los afroesmeraldeños que desde hace 14 años conviven con ellos en la isla Luis Vargas Torres, frente a la ciudad de Esmeraldas, cruzando el río del mismo nombre.

El 80% de los chachis que habitan ahí vinieron de poblaciones ubicadas en el río Cayapas, al norte de Esmeraldas.

Los afroesmeraldeños que comparten el territorio muestran interés por conocer cómo se saluda en Cha’palaa, para una mejor convivencia entre ellos. “No entiendo lo que hablan y siempre he tenido el deseo de aprender ese idioma”, señala José Quintero, un joven afroesmeraldeño de 17 años, interesado en saber más sobre esta lengua tan particular.

Desde hace un año, la Asociación de Jóvenes Chachis trabaja en un proyecto que permite compartir su idioma con los habitantes de la isla. El trabajo se coordina con el presidente de la Asociación de Centros Chachis, Nicolás Añapa. El coordinador de Educación Elber Quiñónez, señala que cuanto esté la propuesta será analizada con los representantes del pueblo Chachi de Esmeraldas.

Con esta iniciativa se quiere fortalecer el proceso de enseñanza del idioma, pues hay chachis que hablan su lengua pero no saben escribir porque no conocen el alfabeto.

Los integrantes de esa cultura conversan todo el tiempo en su idioma como forma de cuidar su lengua, en Esmeraldas.
Alberto Quintero, un profesor chachi jubilado, dice que esa es la forma de mantener su dialecto vernáculo, que es el sello de su identidad cultural.

La educación de los niños chachis que nacieron en la isla empieza en sus hogares.

En la casa de Williams Añapa, presidente de la Asociación de Jóvenes Chachis de Esmeraldas, el ejercicio por mantener su lengua y costumbres es permanente. Desde hace cinco años vive con sus tres hermanos en la isla. Son de la comunidad chachi de Calle Mansa, en el río Cayapas. Llegaron a Esmeraldas para estudiar administración de empresas en la Universidad Católica.

Después de estudiar o comer, los hermanos Añapa se reúnen para conversar en Cha’palaa. Sentados en el piso, recostados en una hamaca o en pequeños bancos de madera, realizan una tertulia todos los días.

La comunidad chachi de la Isla Luis Vargas Torres celebra su arribo al territorio cada 14 de noviembre. Esa es la forma que utilizan para conservar su lengua y viejas tradiciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)