9 de abril de 2016 00:00

El cepillo regresa en el tiempo para moldear cabellos

Rory Peluquería abrió una nueva sucursal en la av. C. Colón y Juan León Mera. Miguel A. Cavallero  atiende en Cava Studios, en la Checoslovaquia y Suiza. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Rory Peluquería abrió una nueva sucursal en la av. C. Colón y Juan León Mera. Miguel A. Cavallero atiende en Cava Studios, en la Checoslovaquia y Suiza. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Ana C. Alvarado. Redactora (I)
aalvarado@elcomercio.com

El cabello es ese accesorio que enmarca el rostro y la personalidad. En los años 70, se trataba básicamente del bohemio-chic, punk, sexi y disco. En cada una de estas categorías hay representantes que se convierten en inspiración a la hora de un cambio de imagen.

La onda bohemia, muy popular ahora por el crecimiento de la escena artística en Ecuador, tiene como referentes a las cantantes Mariska Veres, de Shocking Blue, o a Grace Slick, de Jefferson Airplane.

Estos ‘looks’ místicos y seductores fueron reinterpretados por Miguel Ángel Cavallero. El estilista argentino pintó en un tono chocolate, que da naturalidad, el cabello de Micaela Zurita. El corte está determinado por un flequillo espeso de líneas rectas. El acabado de las puntas enmarca el rostro y el peinado de ondas quebradas emula el ‘hippie-chic’.

En la década del 70, la icónica Cher incursionó en la música disco y su cabello negro y súper lacio se convirtió en el símbolo de su sensualidad. En Naomi Salas, Cavallero resaltó el brillo del cabello con una tintura sin amoníaco. El estilo del peinado es totalmente lacio, así se logra resaltar las formas geométricas del corte. La línea, en el medio de la cabeza, destaca estas propuestas.

Farrah Fawcett, estrella de ‘Los Ángeles de Charlie’, y la cantante Nancy Sinatra eran las rubias sensación de esa década. Sus melenas de largo medio enmarcaban el rostro con delicadas ondas que caían sobre los hombros.

El experto argentino pintó de rubio cenizo el cabello de Bruna Zolezzi. Dio un efecto de desgaste en el color con la técnica ‘balayage’, rescató el corte en línea recta e hizo un flequillo a la altura de la nariz, hacia los laterales. El peinado con rizos da volumen y movimiento, características muy repetidas en esos años.

Rory, dueño de la peluquería y Spa que lleva su nombre, cortó el cabello de Bernardita Riofrío. Usó una técnica de corte que da volumen en la parte superior de la cabeza, un truco muy usado para alargar el rostro y dar la sensación óptica de mayor estatura.

El cerquillo es recto y con una caída ligeramente redonda hacia el rostro, dando un movimiento desconectado. El peinado de la época requería de cepillado con secadora, para agrandar el cabello y virar las puntas más largas hacia afuera.

Otros estilos que también fueron muy repetidos en la época fueron el punk de la cantante Debbie Harry o los rizos afro de la cantante Diana Ross, el esponjado de la actriz Pam Grier o los churos sueltos sobre el rostro de la ‘Reina de la música disco’: Donna Summer. En fin, la década del 70 se caracterizó por las melenas cuidadosamente desordenadas que llevaban las mujeres.

Estilo

La moda vivió un reencuentro con los setenta.Los peinados de esa época dejaron íconos queahora son referentes en el área de la belleza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)