26 de enero de 2016 18:29

Jasú Montero espera regresar a los escenarios en dos meses

Jasú Montero cubre las cicratices de sus manos con guantes, y prepara el nuevo vestuario que usará en la serie ‘Los hijos de don Juan’. Foto: Cortesía TC Mi Canal

Jasú Montero cubre las cicratices de sus manos con guantes, y prepara el nuevo vestuario que usará en la serie ‘Los hijos de don Juan’. Foto: cortesía TC Mi Canal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 7
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Guayaquil

La cantante y actriz Jasú Montero avanza en la recuperación de quemaduras que afectaron la mitad de su cuerpo y que la mantuvieron por un mes y medio hospitalizada. Montero espera volver a los escenarios en dos meses y a los sets de televisión, en una semana.

“Estamos renovando vestuario, voy a usar vestuario especial, porque tengo que usar mallas especiales en el cuerpo. Y estamos trabajando en una nueva canción”, adelantó la integrante de Las Tres, que ofreció la tarde de este 26 de enero un videochat en TC, canal al que está vinculada laboralmente. “Me siento superbien, el resto es cuidados”, dijo.

La agrupación de música tropical realizará presentaciones el próximo mes, en el feriado de Carnaval, aunque en esos conciertos aún no podrá actuar la artista, que por estos días acude con guantes a los platós de televisión, donde mostró las cicatrices de sus manos.

En una semana más, Jasú espera reincorporarse a las grabaciones de la serie cómica ‘Los hijos de don Juan’, que se transmite de lunes a viernes a las 20:30 por TC, y en la que encarna a Ruperta Palomeque, la antagonista del programa. La actriz anuncia una nueva apariencia y un vestuario renovado para el personaje.

La artista se cuida los injertos de piel extraídos de sus piernas para las quemaduras de segundo y tercer grados. Los injertos de la espalda y el brazo izquierdo se “despegaron” y tuvieron que ser intervenidos quirúrgicamente unos días antes de su salida del hospital Luis Vernaza, el pasado 18 de enero.

Janeth Susana Montero, el verdadero nombre de la cantante, contó los difíciles momentos que vivió en el área de Cuidados Intensivos de la Unidad de Quemados del Hospital, en el que estuvo aislada por más de un mes. “Volví a ser niña, no podía ir al baño, no podía comer, solo lloraba. Las enfermeras me limpiaban, me daban aliento”.

Contó que perdió la noción del tiempo y que las noches se le hacían eternas, recibía baños en tina, bajo sedación. “Venía Navidad, escuchaba los torpedos y mi hija no estaba conmigo. Me tragaba el llanto en las visitas de cinco minutos, tenía que ser fuerte y mantener las defensas altas”, relató.

La mañana del pasado 8 de diciembre Jasú resbaló por descuido con la mesa que soportaba la cocineta en la que se posaban dos ollas de agua hirviendo y una de sopa, que le cayó encima. En ese momento, cuenta, trató de disimular el dolor para no asustar a su hija, de 1 año.

La parte izquierda fue la más afectada. Desesperada, se quitó el pijama y se cubrió con una sábana, con la que se dirigió a la clínica.

“Sentía que el cuerpo me hervía. Había un tráfico terrible. Cada vez me jorobaba más y mis manos se iban encogiendo, ya no tenía fuerza para agarrar la sábana.

Llegué a la clínica gritando, pedía que me durmieran, que me pusieran algo. Luego me contaron que si me demoraba 20 minutos más me podía dar un paro cardíaco, por el dolor”, concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (5)