4 de enero de 2018 15:25

La mortalidad por cáncer sigue disminuyendo en EE.UU.

Se cree que los avances en la detección temprana y el tratamiento, junto con una disminución del tabaquismo, son responsables de gran parte de la caída del 26% desde 1991

Imagen referencial. Se cree que los avances en la detección temprana y el tratamiento, junto con una disminución del tabaquismo, son responsables de gran parte de la caída del 26% desde 1991. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia AFP

Las tasas de mortalidad por cáncer en Estados Unidos cayeron nuevamente entre 2014 y 2015, manteniendo una tendencia que comenzó en 1991 y que ha significado 2,4 millones de muertes menos, según un estudio publicado el jueves 4 de enero de 2017.

Se cree que los avances en la detección temprana y el tratamiento, junto con una disminución del tabaquismo, son responsables de gran parte de la caída del 26% desde 1991, indicó el informe anual de la American Cancer Society.

“Este nuevo informe reitera dónde han funcionado los esfuerzos de control del cáncer, particularmente el impacto del control del tabaco”, dijo Otis Brawley, director médico de la entidad. “La disminución en el consumo de cigarrillos tiene el crédito de ser el factor más importante en la caída de las tasas de mortalidad por cáncer”, agregó.

Sin embargo, señaló que “el tabaco sigue siendo, por lejos, la principal causa de muertes por cáncer en la actualidad, al ser responsable de casi tres de cada 10 fallecimientos”. La tasa de mortalidad por cáncer en Estados Unidos alcanzó un máximo de 215,1 por cada 100 000 habitantes en 1991, y disminuyó a 158,6 por cada 100 000 en 2015.

Las muertes por cáncer de pulmón disminuyeron un 45% entre los hombres y un 19% entre las mujeres. Los cánceres de mama, próstata, colon y recto también se redujeron abruptamente.

El informe pronostica cerca de 1,7 millones de nuevos casos de cáncer y 609 640 muertes por esta enfermedad en Estados Unidos en 2018. “Durante la última década, la tasa general de incidencia de cáncer fue estable en las mujeres y se redujo en alrededor de 2% por año en los hombres”, indicó.

Si bien el progreso es notorio, aún existen grandes disparidades raciales: la tasa de mortalidad por cáncer en 2015 fue un 14% más alta en las personas negras que en las blancas, por debajo de un pico de 33% en 1993.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)