7 de noviembre de 2017 20:41

Oso andino ‘Pinocho’ no se adaptó a la vida silvestre y será enviado a un zoológico de EE.UU.

Pinocho, un osezno de la especie Tremarctos ornatus, fue rescatado en julio del 2013 cuando tenía cuatro meses, de una finca en La Maná. Foto: Ministerio del Ambiente

Pinocho, un osezno de la especie Tremarctos ornatus, fue rescatado en julio del 2013 cuando tenía cuatro meses, de una finca en La Maná. Foto: Ministerio del Ambiente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 19
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
Redacción Elcomercio.com

Pinocho, el oso andino que fue rescatado en Cotopaxi en el 2013, será trasladado a un zoológico en Maryland, Estados Unidos, después de que el animal no se adaptara a su hábitat natural. De acuerdo con el Ministerio del Ambiente (MAE), en un comunicado publicado el 1 de noviembre en su página web, durante los últimos tres años se han realizado varias acciones para lograr su reinserción a la vida silvestre, sin obtener los resultados esperados.

Estas acciones han sido, detalla el MAE, la construcción de un sitio de aislamiento especializado para rehabilitación de grandes mamíferos, en donde fue posible implementar técnicas de aislamiento absoluto, acceso restringido de personal, alimentación con frutos silvestres, fomento de destrezas de caza y pesca, socialización con entornos y factores climáticos extremos.

Paul Aulestia, especialista de vida silvestre de la Dirección Nacional de Biodiversidad, señaló que: “luego de una evaluación de su comportamiento se determinó técnicamente que Pinocho presenta un alto grado de apego al ser humano, lo cual impide que sea liberado, por el riesgo que puede correr al carecer de capacidades para sobrevivencia en vida libre, por lo que se recomienda mantenerlo en cautiverio definitivo en un zoológico”.

El osezno, de la especie Tremarctos ornatus, fue rescatado en julio del 2013 cuando tenía cuatro meses, de una finca en La Maná, provincia de Cotopaxi. Según la entidad, el animal vivía en malas condiciones por lo que recibió atención veterinaria inmediata y, una vez estabilizado fue trasladado a un centro de tenencia y manejo de fauna silvestre para continuar con su crianza. Sin embargo, por su corta edad desarrolló un fuerte apego hacia los humanos, lo que le impide volver a su hábitat natural.

El zoológico de Salisbury, en Maryland, a donde Pinocho viajará las próximas semanas acompañado de tres técnicos de la Dirección Nacional de Biodiversidad y dos expertos del centro estadounidense, cuenta con un área de 4,9 hectáreas y está especializado en el manejo de animales silvestres de América del Norte y Sur, de acuerdo con el MAE.

La decisión del Ministerio del Ambiente generó que la organización Rescate Animal Ecuador iniciara una campaña para recolectar firmas de respaldo a una petición para evitar que Pinocho sea trasladado a Estados Unidos. A través de la plataforma digital Change, los activistas realizaron una carta para entregarla a las autoridades.


Según la organización, no se ha dado una oportunidad de libertad a Pinocho. “Aunque el comunicado- del Ministerio- dice que el oso no puede ser liberado porque "presenta gran apego al humano lo que pondría en peligro su supervivencia", queremos recordarle que animales domésticos se vuelven ferales cuando han sido abandonados o se han perdido en los bosques o páramos de nuestro país, un ejemplo clásico son los animales domésticos ahora ferales que habitan como plagas en las Islas Galápagos”.

El Ministerio del Ambiente no se ha pronunciado sobre el pedido de los activistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (1)