14 de July de 2010 00:00

Una campaña para prevenir la anorexia y la bulimia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 2
Redacción Sociedad

Dos de cada 10 chicas padecen anorexia y bulimia en Latinoamérica. Esta cifra la dio a conocer Elizabeth Astudillo, jefe de Imagen Corporativa de Cyzone, durante la presentación de la campaña Quiérete, ayer en Quito.

La firma auspicia esta iniciativa que está enfocada a jóvenes latinoamericanos que padecen desórdenes alimentarios. La campaña en el país comenzó hace tres años y desde el 2009 la cantante Johana Carreño es la imagen de Quiérete. Incluso compuso una canción que motiva a que los jóvenes se valoren.

“Como joven me siento identificada con la campaña. Es una forma de agradecer a los chicos por el apoyo”, precisó Carreño.

fakeFCKRemoveUn psicólogo de Cyzone, el año pasado, visitó 40 planteles educativos del país para explicar sobre las complicaciones de la anorexia y la bulimia. “Hemos adoptado políticas que van acorde a la visión de la campaña. Por ejemplo creamos tallas Large y Extralarge”, afirmó Astudillo.

La anorexia es una enfermedad mental crónica que afecta en su mayoría a las adolescentes. Y en particular se caracteriza por un miedo irrefrenable a aumentar de peso. Tanto la anorexia como la bulimia son incurables. Solo tienen un tratamiento.

“Hay cierto tipo de personas que son vulnerables psicológicamente, que han tenido problemas de ansiedad o atención en la niñez y que tienen madres sobreexigentes en cuanto a la crítica de que estás muy gorda o rellenita”, precisa Adrián Lozano, psiquiatra del Hospital Metropolitano.

Otra de las causas para que se desarrolle este trastorno es la moda. “Hay jóvenes que son modelos o están vinculadas al manejo de la imagen y empiezan con dietas y ejercicios”, refiere el psiquiatra.

Hay dos tipos de anorexia; la restrictiva y la mixta. En la primera, el enfermo no se alimenta, solo consume agua , vegetales y laxantes. En la segunda, la persona come sin medida y luego vomita.

El tratamiento debe ser integral, pues actúan endocrinólogos, pediatras, psicólogos y psiquiatras. En ocasiones se requiere hospitalizar al paciente.

En cambio, la bulimia se presenta cuando una persona ingiere alimentos sin medida, pero siente culpa y verguenza al hacerlo, por lo que se autoinduce al vómito. “Es una alteración del comportamiento”, subraya Julio Urresta, endocrinólogo del Hospital Eugenio Espejo de Quito.

La tendencia moderna de ser delgados también influye en los jóvenes. “Los anoréxicos usan mecanismos drásticos para bajar de peso”. Agrega que también hay patologías endócrinas que ocasionan estos problemas: “La alteración en el metabolismo de la glucosa generada por un problema de resistencia a la insulina”.

Esto ocasiona que los centros de la saciedad y del apetito se alteren y causen un aumento de las ganas de comer (bulimia) o falta de apetito (anorexia). “En ese caso hay que hacer un análisis de la situación metabólica”.

¿Cuáles son los efectos colaterales de la anorexia y la bulimia?

Lozano refiere que las chicas desarrollan problemas de amenorrea. Su menstruación se vuelve irregular. A ello se añade la disminución de minerales y calcio, que afecta a los huesos y ocasiona la osteoporosis. Estos desórdenes también afectan al sistema cardiovascular. “Pueden morir de infarto”, subraya el especialista.

El endocrinólogo cita otras consecuencias. Por ejemplo, la desnutrición es muy frecuente en anoréxicos. En cambio, en los bulímicos son comunes los males gástricos y metabólicos.

En Ecuador no existen datos estadísticos que revelen el número de anoréxicos y bulímicos. Pero los especialistas coinciden en que cada vez hay más casos. “En España y Colombia subieron la talla de las modelos”, anota Lozada.

Una de las recomendaciones es la detección oportuna del problema. Los padres deben llevar a sus hijos donde especialistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)