22 de agosto de 2015 00:00

Un campamento con rosquillas y gusanos textiles

Stacking Doughnut and Modular Flow se emplaza en un paraje natural en Corea del Sur. Fotos: Cortesía.

Stacking Doughnut and Modular Flow se emplaza en un paraje natural en Corea del Sur. Fotos: Cortesía.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Construir (I)

El ‘glamping‘ es una tendencia turística que combina el contacto directo con la naturaleza, con el confort y el buen diseño. Su nombre surge de la unión de las palabras ‘glamour’ más ‘camping’.

Una muestra de esta corriente es el complejo diseñado por el joven estudio ArchiWorkshop en un campamento remoto en Yang-Pyeong, Corea del Sur. El estudio coreano, explica un portal web, se basó en tiendas de campaña en forma de gusanos y rosquillas para dar vida a este singular campamento, situado en un idílico paraje cerca de un río y rodeado de bosques.

El proyecto tiene dos tipos de unidades de alojamiento: el compacto Stacking Doughnut o ‘rosquilla apilable’, que se inspira en la geometría de los guijarros; y el serpenteante Modular Flow o ‘flujo modular’, que es una estructura longitudinal extensible realizada mediante la yuxtaposición de piezas.

Ambas están pensadas para ofrecer un alojamiento de alto nivel en todo tipo de emplazamientos: mar, desierto, arroyo, montaña, cueva, bosque, río o ciudad, según explica el portal dezeen.

Para el cerramiento de los módulos se usó una membrana de alta calidad con protección a los rayos ultravioletas y es resistente al agua y al fuego. Esa doble piel permite una gran resistencia a las extremas condiciones climáticas de Corea.

Para la compleja geometría de la piel exterior, los planos se dibujaron con avanzados programas de modelado informático y se cortaron con impresoras láser. También se soldaron con una técnica de alta frecuencia, que proporciona total estanquidad. La forma y la posición de las estructuras en el campamento ofrecen imágenes armoniosas y atractivas el día y la noche.

Cada unidad cuenta con una zona de aseo, con paredes decoradas por jóvenes artistas coreanos. El mobiliario fue, asimismo, diseñado por ArchiWorkshop y se adapta bien al reducido espacio interior: la cama es plegable y, durante el día, se convierte en un sofá.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)