30 de septiembre de 2015 10:19

Un equipo de la U. Central investiga ratas, palomas y cucarachas en Quito

Los estudiantes de la Universidad Central ponen trampas en el Centro Histórico para atrapar a los roedores. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Estudiantes de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia colocan trampas en el Centro Histórico para atrapar roedores. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 4
Contento 46
Érika Guarachi
Redactora (I)

El Centro Histórico de Quito ha sido estudiado desde diversos campos. Pero en esta ocasión serán sus plagas el objeto de un análisis a cargo de un equipo multidisciplinario de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Central.

Estudiantes realizarán una investigación para conocer las enfermedades que ocasionan tres plagas que afectan a este sector de la ciudad: las ratas, las cucarachas y las palomas. Por esta razón, desde este lunes (28 de septiembre) hasta este jueves 1 de octubre de 2015, en grupos de nueve, se repartieron en cinco plazas del Centro Histórico, para colocar trampas de roedores.

Esta tarea es nocturna, desde las 18:00 hasta las 22:00. Jerson Rueda, biólogo de la Universidad Central, explicó en qué consiste este proyecto.“Lo que se trata es de saber qué enfermedades tienen las ratas y a partir de eso poder presentar un plan de control al Municipio, el cual servirá para hacer un control permanente de las mismas”.

En el caso de ratas se usan métodos de muestreo y captura combinados que consisten en trampas mecánicas, trampas olfativas y colecta de heces, para determinar la densidad.

En otras regiones del globo, estudios reportan que las palomas pueden ser agentes transmisores de enfermedades que afectan a la salud, es por esta razón que se hace necesaria la investigación para saber con certeza cuales de estos agentes están presentes en nuestro medio, explicó la Facultad. En el caso de cucarachas se colecta especímenes que luego son llevados al laboratorio para su identificación.

La meta es determinar los parámetros sociales y ambientales que influyen en la presencia de estas tres especies y las posibles causas de las mismas sobre la salud humana. El estudio consta de varias etapas y una de ellas es la captura de especímenes para análisis de posibles enfermedades zoonóticas.

Un grupo de jóvenes, con mandiles blancos y guantes, se ubicó ayer en la plaza de Santa Clara. También hoy, 29 de septiembre, realizarán el mismo trabajo en otros cuatro espacios más.

Las trampas se ubicaran en las plazas de Santa Clara, San Francisco, Grande, Santo Domingo y en la plaza de El Teatro. En la plaza de Santa Clara colocaron trampas Sherman, Tomahawk, y se utilizaron cebos (hecho de maní, atún, avena y esencia de vainilla y plátano). Estas trampas son una especie de jaulas metálicas para capturar a estos animales.

Tras este proceso, a las 22:00, las retiran y con las ratas capturadas las estudian interna y externamente. Se colocan en total 25 trampas y se espera capturar al menos a cinco.

En el caso de la plaza de Santa Clara se las colocó en los sifones y en las entradas de aire. Rueda explicó que este es un proyecto que se ganó a través de una licitación con el Municipio. La investigación es una adjudicación bajo contrato público del Instituto Metropolitano de Patrimonio a la Universidad Central del Ecuador (IMP) y es ejecutado por la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, bajo la coordinación de la Prof. Ph. D. Nivia Luzuriaga Neira.

En la mañana, los estudiantes también tienen una jornada de investigación con las palomas. El biólogo señaló que muchas personas piensan que las palomas son bonitas, pero en realidad son transmisoras de enfermedades.

En el caso de las cucarachas se realizará un conteo y se determinará qué especies habitan en el Centro Histórico.
Esta investigación se inició en agosto y culminará en diciembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)