12 de diciembre de 2016 11:47

Los bebés prematuros se benefician del contacto constante con la piel de la madre, según estudio

El método canguro defiende que los bebés prematuros y por tanto, con bajo peso, pasen mucho tiempo en contacto piel con piel con la madre.

El método canguro defiende que los bebés prematuros y por tanto, con bajo peso, pasen mucho tiempo en contacto piel con piel con la madre. Foto Referencial: Pixabay 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia DPA

Los bebés prematuros se benefician de haber mantenido un intenso contacto físico con sus padres aún décadas después del nacimiento, según revela un estudio sobre el llamado método canguro desarrollado en Bogotá con ayuda de investigadores canadienses y publicado en la revista Pediatrics.

El método canguro defiende que los bebés prematuros y por tanto, con bajo peso, pasen mucho tiempo en contacto piel con piel con la madre. El programa analizado en esta investigación involucra además a toda la familia. Como grupo de control se utilizó a bebés que pasaron sus primeros meses de vida en una incubadora.

Pasados entre 18 y 20 años, los adultos fueron entrevistados y sometidos a pruebas durante tres días. Los que siguieron el método canguro mostraron claras ventajas: eran menos agresivos, impulsivos e hiperactivos que los que estuvieron en incubadora, escribe Nathalie Charpak, de la Fundación Canguro en la capital colombiana.

Además, la tasa de mortalidad entre los bebés prematuros criados según el método canguro fue claramente más baja que en los del grupo de control. Y el desarrollo intelectual que se constató 20 años más tarde también fue algo más elevado entre los primeros.

Los niños criados por el método canguro tuvieron una mejor trayectoria escolar y, de media, ganaban sueldos mejores en sus primeros empleos. No obstante, debido a la reducida cifra de bebés analizados el estudio debe valorarse con precaución.

En total, participaron 264 bebés prematuros nacidos entre 1993 y 1996 con un peso inferior a 1,8 kilos. La fundación estuvo apoyada por el programa Grand Challenges Canada del Gobierno Canadiense.

Los investigadores aclaran sobre los efectos positivos del método canguro que los padres de estos bebés estaban mejor informados sobre las necesidades de los pequeños y aplicaban estos conocimientos. "Las actividades diarias en casa ejercen a largo plazo la mayor influencia directa sobre el niño", señalan.

No obstante, el programa ha tenido en general un efecto positivo en las familias: éstas se han mantenido más unidas y con un ambiente más cariñoso. Además, resultó que las parejas en las que el padre había llevado al bebé piel con piel en el pañuelo tenían una mejor relación. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) anualmente nacen unos 15 millones de niños prematuros, es decir, antes de la semana 38 del embarazo.

"Estamos convencidos de que este método eficiente y basado en estudios científicos puede usarse en todos los ambientes, desde los más humildes a los que tienen acceso ilimitado a servicios sanitarios", subraya Charpak.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)