18 de agosto de 2015 20:43

El bachillerato técnico productivo une a la empresa privada y al Gobierno

Hoy, 18 de agosto, el ministro de Educación explicó el programa en el marco de la Corporación de Promoción de Exportaciones e Importaciones (Corpei). Foto: EL COMERCIO.

Hoy, 18 de agosto, el ministro de Educación explicó el programa en el marco de la Corporación de Promoción de Exportaciones e Importaciones (Corpei). Foto: EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Elena Paucar
Redactora (I)

Abrir 5 000 cupos hasta mayo del 2016 es el objetivo del bachillerato técnico productivo, un programa de postbachillerato dirigido por el Ministerio de Educación y que busca alianzas con la empresa privada.

Este modelo implica un año adicional y voluntario a la formación del bachillerato, con un formato de formación dual: las empresas se pueden convertir en espacios de prácticas, mientras que la teoría se continuará dando en ciertos planteles educativos.

La tarde de este martes 18 de agosto, el ministro de Educación Augusto Espinosa dio una explicación del programa a varios directivos de colegios y empresarios. Lo hizo en la Corporación de Promoción de Exportaciones e Importaciones (Corpei), en Guayaquil, en un evento denominado ‘Creando alianzas entre el bachillerato técnico y el sector productivo’.

“Con los distintos sectores productivos establecemos la cadena de valor del sector, y en función de ese análisis se determina cuáles son los requerimientos de talento humano -explicó Espinosa-. Para unas áreas, para la administración del sistema se necesitan ingenieros, para la administración del proceso se necesitan técnicos o tecnólogos superiores, y para el desarrollo de determinadas actividades que requieren cierta capacitación se necesitan bachilleres técnicos productivos”.

Ricardo Estrada, presidente de Corpei, aseguró que la empresa privada venía solicitando este programa desde hace varios años. “Es un programa que algunas empresas, a su costo, las están llevando adelante para proveerse de técnicos que van a necesitar el día de mañana para tener una producción eficiente”.

Así, el bachillerato técnico productivo busca vincular a las empresas públicas, privadas y organizaciones comunitarias para fortalecer la vocación productiva de los estudiantes y facilitar su inserción laboral en las empresas que funcionarían como talleres de capacitación.

Espinosa indicó que, según las estadísticas del Ministerio de Educación, “un 50% de los estudiantes está buscando un bachillerato técnico”. Así que, con la propuesta de postbachillerato técnico productivo, esperan que la cifra de interesados aumente. Solo para el inicio del ciclo Sierra 2016 esperan llegar a los 10 000 postulantes.

El primer programa de postbachillerato arrancará en la Unidad Educativa Agropecuaria del Milenio Juan José Castelló Zambrano, ubicada en el recinto Limoncito (Santa Elena). El anuncio se dio en julio pasado, como parte del programa Yo Emprendo.

Los estudiantes que opten por este programa podrán permanecer un año más en la institución, especializándose y recibiendo apoyo para que desarrollen su propia empresa o emprendimientos. Para obtener los recursos, el proyecto se articulará a instituciones como la Corporación Financiera Nacional.

La Unidad Juan José Castelló Zambrano agrupa a 498 y fue repotenciada recientemente con una inversión de USD 3,5 millones. A más de aulas tiene un criadero de tilapias, una planta procesadora de jugos y 40 hectáreas de terreno para cultivos.

Durante la mañana, el ministro Espinosa viajó al cantón Milagro (Guayas) para reunirse con 1 500 miembros de la comunidad educativa. La cita es parte de la estructuración del Plan Decenal de Educación 2016-2025, cuyo borrador se tendrá listo en diciembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)