14 de septiembre de 2015 09:36

Un virus amenaza con la extinción de una especie de ave en Australia

Periquitos ventinaranjas

Periquito Ventinaranjas, una de las especies de aves que está en peligro de extinción en Australia. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Sídney, Australia

Un virus amenaza con extinguir a los periquitos ventrinaranja, una especie de Australia que está al borde de desaparecer del planeta, informaron este 14 de septiembre medios locales. Esta ave, de nombre científico Neophema chrysogaster, es una de las tres especies de loros migratorios del mundo, y se calcula que la población que vive en libertad ronda los setenta ejemplares.

Como parte de un plan para recuperar la especie, las autoridades australianas criaron en cautividad unos 250 periquitos ventrinaranjas, de los cuales 27 de ellos fueron puestos en libertad el pasado noviembre en una zona del suroeste de la isla de Tasmania, su único lugar de reproducción.

Según la cadena local ABC, todas las aves que están en cautiverio han contraído una letal enfermedad que afecta al pico y las plumas e incluso se teme que haya sido propagada por los periquitos que fueron liberados para intentar recuperar la especie.

Las autoridades también detectaron el pasado verano austral que 19 de los polluelos y uno de los periquitos adultos que viven en libertad contrajeron la enfermedad y se cree que 14 de los recién nacidos no vivirán por mucho tiempo, agregó la fuente.

El coordinador de Birdlife Tasmania, Eric Woehler, dijo que este brote puede suponer "la amenaza más significativa a la existencia a largo plazo de las especies que viven en la naturaleza". Lo último que le gustaría ver al coordinador es que se haya introducido una enfermedad como parte de un plan de rehabilitación de la ave.

Para el Ministerio de Industrias Primarias, Parques, Agua y Ambiente de Tasmania, este brote, que según las pruebas de laboratorio es genéticamente la misma cepa que afectó a los periquitos en cautiverio, puede haber sido trasmitido por otra especie de loro que vive en libertad, agregó al fuente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)