10 de febrero de 2016 08:42

Vuelos transatlánticos, más largos y contaminantes a causa del calentamiento global

Otros estudios han demostrado que, a causa del calentamiento global, los vuelos sufrirán más turbulencias. Foto: Pixabay,

Otros estudios han demostrado que, a causa del calentamiento global, los vuelos sufrirán más turbulencias. Foto: Pixabay,

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia AFP

El acelerado calentamiento del planeta también tendrá consecuencias sorprendentes en los vuelos transatlánticos, cuya duración será mayor, una mala noticia tanto para el bolsillo como para el medio ambiente, según un estudio publicado el miércoles 10 de febrero de 2016.

Al provocar una aceleración de un flujo de aire ('jet-stream') que sopla del oeste hacia el este por encima del Atlántico, el cambio climático alargará los vuelos entre Europa y el Norte de América, pero los reducirá en la otra dirección, según las investigaciones publicadas en Environmental research letters.

“Los vuelos hacia el oeste tendrán que enfrentar vientos de cara más fuertes ” y “ los vuelos hacia el este serán impulsados por vientos a favor más fuertes ” , resumen.

En total, “un viaje de ida y vuelta será más largo” , ya que el tiempo perdido en el viaje hacia América no se compensará con el trayecto en dirección contraria, aunque sea más rápido.

“Todo ello tendrá como consecuencia el aumento de los gastos de carburante, lo que potencialmente puede provocar un aumento de los billetes de avión y agravará el impacto ecológico de los vuelos ” , ya que los aviones emitirán más CO2, el principal gas de efecto invernadero.

Este estudio, dirigido por Paul Williams de la universidad de Reading (Reino Unido), se basa en la hipótesis de una concentración dos veces mayor de CO2 en la atmósfera respecto a su nivel en la era preindustrial, lo que podría ocurrir en las próximas décadas.

En este escenario, los vuelos desde Nueva York hacia Londres, por ejemplo, duplicarán sus posibilidades de durar menos de 5 horas y 20 minutos. El récord actual para este trayecto, batido por un Boeing 777 en enero de 2015, es de 5 horas y 16 minutos.

En la dirección Londres-Nueva York, la probabilidad de que los vuelos superen las siete horas también será dos veces mayor.

El flujo de aire 'jet-stream' suele ser más fuerte en invierno, ya que se crea por la diferencia de temperatura entre el Ártico y los trópicos.

Otro estudio de la universidad de Reading, también coordinado por Williams, concluyó en 2015 que el calentamiento implicaría un aumento de las turbulencias en los viajes de avión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)