Miguel Rivadeneira y Gonzalo Ruiz Álvarez

Marcelo Aguirre: 'El artista pone el dedo en la llaga'

Entrevista con el pintor Marcelo Aguirre. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Entrevista con el pintor Marcelo Aguirre. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Programa El Personaje, de Ecuadoradio

Entrevista con el pintor Marcelo Aguirre

¿En qué momento llega a las venas el arte y la pintura?
El arte me llegó en algún momento, desde muy pequeño. Siempre estuvo rondando el arte en mi casa. Por mi familia, con ello crecí. En el colegio era muy natural el arte.

¿La forma de expresar de los niños es muy pura?
Es un gesto espontáneo. En mí se dio de manera natural. Fui conociendo personajes pintores que me motivaron. Un artista es como un bufón, que pone el dedo en la llaga. Tiene un potencial, de crear un espacio de tensión. Hubo pensadores que decían que hay que liberar el arte de la ideología y la religión.

¿Dentro de la búsqueda de los colores, qué ha descubierto?
Hay una magia en los colores, que se cocina en el interior. Y desde mi ha sido un acercamiento muy intuitivo desde el corazón. He tenido etapas con mucho color pero también en blanco y negro.

¿Es una carrera de resistencia?
Sí. Una carrera de perseverancia y se tiene la piel de elefante; es decir gruesa, donde las pequeñas negativas ya no tumban. Si hablamos de arte contemporáneo, estamos diciendo de un público reducido, no solo por el tema económico sino de entender, porque hay propuestas muy herméticas; es decir, no es un público muy masivo.

¿Cómo incursionó en las exposiciones?
Mi primera exposición fue en 1979 en La Galería Artes. Ahí hago mi primera muestra de dibujo con personajes del centro San Lázaro. Luego me vinculo con La Galería en 20 años con exposiciones internacionales y en bienales y así se fue abriendo el abanico. Para mí La Galería si se destaca porque fue la única que salió a circuitos internacionales. Salí dos veces a la bienal de Sao Paulo y México.

¿Cómo definiría su propio estilo?
Hay diferentes momentos que te generan un estilo. Yo me mantuve dentro de la figuración, pero sí han pasado con diferentes etapas donde se han realizado ajustes. A veces son buenas las rupturas, porque ayudan a mejorar las ideas. El proceso creativo es ir en un proceso de riesgo.

¿Qué tan crítico es frente a su propia obra?
He tratado de no acomodarme, hay que descubrirse de diversas maneras. Entré en la Facultad de Artes y me inicié en el teatro. El trabajo con el cuerpo y la voz me seducía, pero luego me fui por el Teatro que llenó en mi vida, porque es vital. Luego vino el cine y participé en la película de Sebastián Cordero, “El Pescador”. Fue muy linda la experiencia profesional.

Hoja de vida:

Con más de 35 años como pintor independiente. Ha participado en varias bienales en el exterior. Ha recibido varios premios internacionales. Se ha dedicado a la docencia y también ha participado en el cine en la película El Pescador, de Sebastián Cordero.

Su punto de vista:

Un artista es como un bufón, que pone el dedo en la llaga. Tiene un potencial, de crear un espacio de tensión. Hubo pensadores que decían que hay que liberar el arte de la ideología y la religión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)