26 de julio de 2014 00:00

El arte en ‘El Planeta de los Simios’

El amanecer del Planeta de los Simios (2014) Foto: IMDB

El amanecer del Planeta de los Simios (2014) Foto: IMDB

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Espectáculos

El desarrollo de la tecnología y de los efectos especiales han dado un increíble salto, proporcionando la sensación de autenticidad a las creaciones de ficción.

Eso se evidencia en películas como en ‘El Planeta de los Simios’, en donde se ha podido seguir el avance de la tecnología en cada una de sus entregas.

A diferencia de las películas anteriores de la serie, en las que los simios eran recreados mediante maquillajes, prótesis y disfraces, los simios en ‘El Planeta de los Simios: Confrontación’ se crearon digitalmente con tecnología CGI (imágenes creadas por computadora).

Esto quiere decir que actores reales vistieron trajes especiales de color gris con electrodos. La caracterización fue hecha digitalmente en post-producción. Esta nueva tecnología ha introducido los personajes recreados digitalmente con ‘más vida’ hasta ahora vistos en el cine.

En la primera entrega de El Planeta de los Simios en 1968 el reto más grande fue la caracterización de los simios. Para ello, FOX contrató a John Chambers, un odontólogo de profesión que se dedicó a realizar prótesis en variaciones de látex para veteranos de guerra.

Chambers fue exitoso en su tarea, por lo que llamó la atención de los estudios de Hollywood. Después de participar en películas como ‘Star Trek’, ‘Perdidos en el Espacio’ y ‘Misión Imposible’, llegó la gran oportunidad de participar en la película que le daría el Óscar.

Para recrear la imagen de los simios utilizó una goma espuma –porosa para permitir la transpiración de la piel- y se apoyó en un gran equipo de maquillaje.

El proceso de convertir a los actores en monos tomaba hasta seis horas, volviéndolo tedioso para los actores. De hecho Edward G. Robinson, quien interpretaría al Dr. Zaius, abandonó la producción porque no podía soportar las largas horas de producción. A lo largo de la serie el tiempo de maquillaje fue acortándose hasta tres horas.

De igual manera, el vestuario fue un reto, pues era necesario considerar una sociedad de simios avanzada, pero al mismo tiempo aún limitada.

Morton Haack se encargó del diseño del vestuario de la entrega de 1968. Para ello mezcló el futurismo con lo primitivo, creando trajes que perdurarían varias décadas.

Debido a que los simios tienen una sociedad jerarquizada, Hack realizó un traje para cada una de las clases sociales. Los trajes se distinguen por los colores y accesorios.

En la película de este año se verá a una nueva generación de simios, por lo que no habrá una sociedad estrictamente jerarquizada que se distinga entre sí por el vestuario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)