12 de enero de 2016 16:07

Las peligrosas arañas del rincón llegan auspiciadas por El Niño

En Chile, el Fenómeno del Niño puede llevar al aumento de la población de una de las especies de arañas más venenosas. Foto: Wikicommons.

En Chile, el Fenómeno del Niño puede llevar al aumento de la población de una de las especies de arañas más venenosas. Foto: Wikicommons.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 6
Contento 1
Valeria Sorgato
Redactora (I)

Las altas temperaturas y un ambiente más húmedo, ocasionadas por El Niño, son el ingrediente perfecto para propagar plagas. Pero cuando los chilenos pensaban que solo debían soportar una invasión de polillas en la zona centro del país, los expertos les advirtieron que esta vez aumentará la población de una de las especies más venenosas en el país.

Se trata de un peligroso y conocido arácnido comúnmente llamado araña de rincón o araña violinista (Loxosceles laeta). Según el Laboratorio de Fisiología Sensorial del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV), la población de esta especie se verá incrementada con las variaciones climáticas de El Niño.

“La inestabilidad meteorológica que ha caracterizado a esta primavera, producto de la presencia del fenómeno de El Niño, contribuye a generar las condiciones óptimas para un aumento de la actividad y de la población de las arañas de rincón”, explicó a El Mercurio, Oliver Schmachtenberg, experto que lidera el CINV.

Las arañas violinistas se benefician de las frecuentes lluvias y el crecimiento de la vegetación que alberga más alimento. Los chilenos las llaman arañas de rincón, porque se encuentran en lugares oscuros dentro de las casas, debajo de los armarios, detrás de los cuadros o en alguna esquina.

Loxosceles laeta es considerada la especie más tóxica dentro del género Loxosceles. Una picadura de este arácnido puede causar graves daños en la piel, necrosis y podría llevar a la muerte a un niño.

Una picadura de este arácnido puede causar graves daños en la piel. Foto: Elesevier.

Una picadura de este arácnido puede causar graves daños en la piel. Foto: Elesevier.

El entomólogo Xavier Silva explica que la necrosis puede “extenderse de manera sistémica a otros tejidos internos, lo cual puede ser fatal si no se hace un tratamiento con suero anti-loxoscelico”.

Este pequeño arácnido de color café, que alcanza los 3 cm con sus patas extendidas, también se encuentra en Ecuador. En Galápagos, de acuerdo a la página oficial de la Fundación Darwin, Loxosceles laeta habita en todas las islas.

“Especialmente se encuentran en zonas secas (Costa central, Costa sur y Galápagos), pero pueden encontrarse en todos los ecosistemas cálidos húmedos, ya que ha sido introducida involuntariamente por los trópicos”, dice Silva.

Sin embargo, añade, que “es difícil saber si esta especie proliferará con El Niño en el país. No tenemos la información suficiente en Ecuador continental, porque además hay otras especies muy similares y puede haber confusión”.

Al tratarse de una araña que se encuentra en dos países afectados por el mismo fenómeno climático, Silva sugiere que se hagan estudios en Galápagos para comprobar la expansión de hábitat y/o proliferación de individuos por el fenómeno de El Niño.

Identificación de araña:

Loxosceles laeta se identifica por tener una forma de violín en la parte dorsal de su cefalotórax y por tener seis ojos, al contrario de los ocho ojos presentes en la mayoría de las arañas. Su pigmentación varía desde café pardo hasta negro. Mide 3 cm con las patas extendidas.

Identificación de picadura:

Estas arañas solo muerden si se sienten atacadas. Si llega a inyectar el veneno provoca irritación en la piel que se puede identificar a simple vista.

Al principio no dolerá, pero después de 2 a 8 horas el dolor será agudo y más fuerte, seguido por una sensación de quemadura. El área de la picadura es roja y alrededor se extiende un color morado- azul. El dolor puede estar acompañado por náuseas, vómito, anemia hemolítica o fiebre entre otros efectos.

Terapia:

Apenas sienta la picadura (como primeros auxilios): elevar la parte del cuerpo afectada, inmovilizarla, aplicar hielo y aplicar tetanus prophylaxis. Acudir inmediatamente al hospital para ser atendido con un suero anti-loxoscelico (puede tener otros nombres).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)