18 de agosto de 2014 12:22

Aplicaciones para evitar encontrarse con personas 'no deseadas'

Aplicación
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 22
Contento 0
La Nación, Argentina. GDA

Especial de:

Logo GDA

Se las llama antisociales, aunque en realidad sirven para evitar cruzarse sólo con ciertas personas; hay para Android y iOS, y también un sitio Web que muestra en un mapa los contactos amigables en verde y los otros, en naranja.

Ingresar a un bar y hacer check-in en Foursquare para que los contactos sepan dónde están es una práctica que no siempre termina bien.

Por eso, mientras Facebook, Twitter, Tinder e Instagram motivan a las personas a revelar sus datos de geolocalización, una nueva generación de apps (aplicaciones) propone exactamente lo contrario: entrar en modo incógnito, para que nadie sepa su localización exacta.

Además, es posible configurar estas herramientas para recibir notificaciones en tiempo real de la ubicación de las personas con las que no quiera encontrarse.

Split es una app sin cargo para dispositivos iOS (iPhone/iPad) y Android que permite seleccionar los contactos de Facebook, Twitter, Instagram y Foursquare con los que no quiera encontrarse.

Luego, enviará alertas cuando alguna de estas personas se está acercando y muestra su ubicación en un mapa para ayudarnos a tomar la dirección opuesta.

"Tenemos que tomar el control sobre nuestras vidas, y esto implica que las redes sociales como Facebook y Twitter se han vuelto abrumadoras. Es necesario que las personas tengan un espacio privado", dijo a la prensa internacional el israelí Udi Dagan, a quien se le ocurrió desarrollar Split luego de una salida nocturna en la cual se encontró por casualidad con dos exnovias.

Cloak por el momento disponible sólo para dispositivos con sistema operativo iOS, esta app gratis fue desarrollada por el estadounidense Brian Moore para evitar, al igual que Dagan, encuentros indeseados con su expareja. Esta aplicación funciona sincronizada con Instagram y Foursquare.

Básicamente, el usuario debe tildar como indeseable a los contactos con los que no se quiere cruzar. Cuando éstos se acercan la aplicación envía una notificación. Además cuenta con un mapa en el que se muestran las personas previamente tildadas y cómo se desplazan en tiempo real.

Lógicamente, en todos los casos los contactos indeseados deben tener activadas las funciones de geolocalización en esas redes sociales.

El infierno son los otros’ (Hell is the other people), el nombre, que cita una frase de Sartre, es un website similar a las aplicaciones anteriores, pero que marca en un mapa con puntos verdes a los amigos y con naranja a los indeseados. 

¿Moda o tendencia?

"Herramientas como Split y Cloak marcan un cambio de tendencia concreto con respecto a las redes sociales conocidas hasta el momento, donde una de las premisas era que las personas indiquen exactamente el lugar en el que se encontraba.

Sin duda, la preocupación por la seguridad y la privacidad llegó para quedarse, y éstas son apenas las primeras movidas de algo que será mucho más grande", vaticina Karina San Juan, directora para América latina de Intuic, una agencia especializada en Social Media.

Según San Juan, la tendencia de utilizar aplicaciones para entrar en modo incógnito es demasiado reciente como para realizar un balance sobre la popularidad que tendrán estas herramientas entre los usuarios móviles, aunque está claro que los jóvenes son las personas que más las utilizan.

"Facebook fue un fenómeno originalmente juvenil, aunque hoy es una red a la que los adolescentes le escapan. Por otra parte, la agencia iStrategyLabs detalla que en esta red, los usuarios de 55 años o más aumentaron 80,4% entre 2011 y 2013, mientras que el número de usuarios más jóvenes va en fuerte descenso, entre otros motivos porque buscan redes que les permitan controlar los contenidos, evitar que se conozca su ubicación y donde puedan expresarse de otra manera", añade San Juan.


Por eso Facebook lanzó recientemente Slingshot, una aplicación para enviar mensajes y fotografías que, una vez leídos, dejan de estar disponibles. La particularidad de esta herramienta es que el usuario que recibió un material debe desbloquearlo enviando un contenido al remitente.

Según San Juan, los jóvenes son los que se muestran, paradójicamente, más preocupados por la seguridad y la privacidad, y esto es lo que los impulsa a utilizar aplicaciones de mensajería efímera y antisociales.

Según un estudio de Pew Research publicado en junio de 2013, la mayoría de estas personas no tiene un perfil completamente público en las redes sociales, e intenta no compartir información sensible.

Además, casi el 70% de los adolescentes afirma no aceptar en las redes sociales contactos a quienes no conoce en persona y sólo un 14% tiene un perfil de Facebook completamente público. 

Con respecto al futuro de este tipo de aplicaciones, San Juan concluye: "En definitiva se trata de un tema de negocios. Mientras las personas se sigan uniendo a este tipo de aplicaciones seguramente aparecerán más opciones similares. En este sentido no hay que perder de vista cómo se comunican los jóvenes, ya que tal vez son los que detectan mejor que nadie hacia dónde se dirige el futuro de las redes sociales".

Con estas herramientas ya no es necesario que se haga el distraído o cruzar la calle cuando se encuentra con alguien al que no quiera ver.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)