18 de agosto de 2017 00:00

Una fuerza maligna se adueña de la muñeca Annabelle

David Sandberg dirige la segunda película  sobre la muñeca diabólica y sus orígenes

David Sandberg dirige la segunda película sobre la muñeca diabólica y sus orígenes. Foto: IMDB

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2
Fernando Criollo
Redactor (I)

Una muñeca podría convertirse en la mejor compañía de un niño. A no ser que se encuentre poseída por una fuerza maligna como en ‘Annabelle’, que vuelve al cine desde este sábado 19 de agosto de 2017 con la historia sobre su creación.

El que parecía un elemento secundario en el universo de terror creado por James Wan y presentado en ‘El conjuro’ (2010), de pronto despertó más interés y curiosidad a medida que esa primera historia se ramificaba y extendía, como una exitosa franquicia en el cine de género.

Aquel interés latente por conocer más sobre la muñeca de vestido blanco, cabello rubio y extrañas facciones, la hizo protagonista de su propia película, en el 2014. Para dar el siguiente paso, que lleva al espectador hacia los orígenes de la muñeca, se acudió nuevamente a Gary Dauberman, guionista de la primera cinta de Annabelle.

Para atar el filme al resto de la franquicia, Dauberman lleva el relato hacia los años 40 y se centra en un fabricante de muñecas, su esposa y su hija. Una familia tradicional y amorosa, cuya vida se transforma en una dolorosa experiencia, a raíz de un trágico accidente, que además es aprovechado por una oscura fuerza para invadir su hogar.

Varios años después -y en un intento por aliviar la soledad y expiar ciertos errores- la pareja recibe en su casa a una monja y a seis niñas de un orfanato clausurado. Idea que se convierte en otra mala decisión y que deja expuestas a las visitantes al acecho de un ente demoniaco.

Al igual que en la primera cinta, la producción apuesta por un realizador que empieza a dar sus primeros pasos en la dirección de cine. En este caso se trata de David Sandberg, quien debutó en el cine hace un año con la cinta de terror ‘Lights Out’.

Aunque James Wan se asegura de mantener la línea cinematográfica del filme como productor, Sandberg es el encargado de darle una nueva perspectiva al mundo de ‘Annabelle’. Y lo hace poniendo en contraste el amor de una familia y el dolor de una ausencia, así como la esperanza de unas niñas que, en busca de un hogar, terminan enfrentándose al horror.

Tensión y pánico que actores como Anthony LaPaglia, Stephanie Sigman y las niñas Lulu Wilson y Talitha Bateman saben manejar a partir de un sobresaliente desempeño frente a la cámara.

Con un guión que podía haber ahondado más en los impulsos internos de los protagonistas, el director se apega a la fórmula básica del género, aunque utilizando la luz, la cámara y la música de una manera efectiva, en la construcción de momentos genuinamente perturbadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)