28 de julio de 2017 08:50

Cuatro animales maltratados fueron atendidos en el hospital de la Universidad San Francisco

Producto de los golpes que recibió el mapache perdió la vista y tuvo una hemorragia en su cerebro. Falleció el 26 de julio. Foto: cortesía

Producto de los golpes que recibió el mapache perdió la vista y tuvo una hemorragia en su cerebro. Falleció el 26 de julio. Foto: cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 34
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Isabel Alarcón
(I)

Un venado, un mapache, un búho y un mono aullador fueron rescatados esta semana, tras haber sido víctimas de maltrato. Dos de estos animales murieron debido a las fracturas que presentaban en su cráneo.

Las imágenes de su estado de salud, que fueron tomadas cuando llegaron a Quito para ser atendidos, se viralizaron rápidamente en redes sociales. Andrés Ortega, director del instituto de rescate animal Tueri y del Hospital de Especialidades Veterinarias de la Universidad San Francisco de Quito, explica que tres de estos animales llegaron este martes 25 de julio del 2017 desde El Coca.

El venado tuvo que ser atendido por una fractura “grave” en su cráneo. Se presume que fue golpeado o atropellado, dice Ortega. Personal del Ministerio del Ambiente de El Coca lo hallaron y lo trasladaron a Tueri. Después de varios intentos por salvarlo, el animal finalmente murió esa madrugada debido a un trauma encéfalo craneal.

El mapache tuvo la misma suerte. Ortega cuenta que no conoce con certeza el origen de los golpes que tenía este animal. Una de las versiones es que el mapache llegó hasta una propiedad con una fractura en la mandíbula inferior y el arco cigomático (hueso bajo el ojo que forma un arco). Otras personas creen que el animal fue golpeado y eso provocó sus heridas.

El búho presenta una fractura en su ala y es probable que se le ampute esta zona. Foto: cortesía

El búho presenta una fractura en su ala y es probable que se le ampute esta zona. Foto: cortesía

Producto de los golpes, el mapache perdió la vista y tuvo una hemorragia en su cerebro. Ayer, 26 de julio, por la noche, el mapache sufrió un paro cardíaco respiratorio que terminó con su vida.

El único sobreviviente de este grupo es el búho. Aunque no perdió la vida, nunca podrá volver a su hábitat natural debido a la fractura que presenta en su ala. Ortega explica que es probable que se le ampute esta zona, ya que se han perdido nervios y vasos sanguíneos.

Se espera que después de su recuperación el búho sea trasladado a un parque ecológico en Lago Agrio para que sea parte de un programa de educación. Con esto se busca que las personas entiendan lo que les puede pasar a los animales que son víctimas del maltrato y de la tenencia ilegal de estas especies.

Además de estos tres animales, ayer (26 de julio) llegó un mono aullador desde la zona del noroccidente. Según Ortega, el animal estaba encadenado cuando fue atacado por unos perros. Se le limpió las heridas y se está evaluando los resultados. Los veterinarios están preocupados ya que el mono está deprimido. Se espera que este animal pueda ser liberado en el futuro.

Durante este mes, el Instituto Tueri junto al hospital veterinario de la USFQ han recibido a alrededor de 23 víctimas de maltrato, tenencia ilegal y comercio ilegal de especies.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (5)