26 de julio de 2016 12:47

Angélica Dass arma un álbum familiar con más de 3 000 retratos

La esencia de este proyecto, más allá de armar un mapa global de retratos, es encontrar las diferencias y las similitudes que hay entre los seres humanos.

La esencia de este proyecto, más allá de armar un mapa global de retratos, es encontrar las diferencias y las similitudes que hay entre los seres humanos. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gabriel Flores

Humanae’ inició como un pequeño álbum familiar en el que la fotógrafa brasileña Angélica Dass incluyó a parientes, amigos y vecinos. Ahora este álbum tiene los retratos de más de 3 000 personas de 24 ciudades, de 15 países. Un álbum global que busca mantener el debate sobre la discriminación que viven las personas por su color de piel.

La última parada de ‘Humanae’ fue Quito. Durante el fin de semana, Dass retrató a cerca de 90 personas que llegaron hasta el Centro Cultural Metropolitano. Todas serán parte de este álbum donde Dass espera recolectar retratos de personas de los cinco continentes.

La esencia de este proyecto, más allá de armar un mapa global de retratos, es encontrar las diferencias y las similitudes que hay entre los seres humanos. Dass trata de debatir el concepto de raza que se instaló en los siglos XVIII y XIX porque está convencida de que en siglo XXI el color de la piel sigue siendo un factor de discriminación.

“La ciencia moderna dice que hoy solo hay una raza, que es la humana. Eso que llamamos raza negra o raza blanca es un resquicio de este momento histórico que se vivió en siglos pasados”. En ‘Humanae’ Dass intenta hablar de la igualdad en la diferencia. De que todas las personas merecen el mismo respeto independiente de su color de piel, su opción sexual o el pasaporte que tenga.

Después de fotografiar a centenares de personas Dass concluye que lo que nos hace iguales son los dolores, los amores y la estética. “Aunque cada persona sea una pieza única -dice- estamos formados de la misma manera”.

La dinámica de los retratos para ‘Humanae’ es sencilla. Las personas que se enteran de este proyecto se fotografían de forma voluntaria. Dass se demora máximo tres minutos en la fotografía y quince en conversar sobre las razones para ser parte del proyecto.

Las respuestas con las que se ha encontrado Dass son diversas. Van desde personas que quieren ser retratadas porque tienen una historia complicada en el interior de su familia; personas que han sufrido de discriminación racial o simplemente gente que siente empatía con el proyecto.

Entre los logros de este proyecto está la inclusión de una pieza en el departamento de genética del museo Leonardo da Vinci, en Milán. “Lo que me dijeron los científicos es que los dos estábamos buscando lo mismo. Ellos a través de las investigaciones con el ADN y yo a través de Los retratos de ‘Humanae’.

En Latinoamérica este proyecto ha visitado cinco ciudades: Río de Janeiro, Sao Paulo, Córdova, Valparaíso y Quito. Dass todavía no sabe cuál será la próxima parada de este proyecto. Lo que sí tiene claro es que mientras más grande sea su guía de pantone más grande será el debate sobre qué une a los seres humanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)