16 de mayo de 2017 09:27

Amazon y Netflix confirman su asalto a Hollywood en Cannes

En la carrera por la Palma de Oro han conseguido colocar tres películas.

En la carrera por la Palma de Oro, Amazon y Netflix han conseguido colocar tres películas. Foto: Agencia AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Uno de los aspectos que llama la atención en la 70 edición del Festival de Cannes es cómo avanzan en Hollywood las plataformas de Internet Amazon y Netflix, que se perfilan como los nuevos gigantes de la industria del cine.

Amazon, uno de los reyes de la venta online, y Netflix, líder en series, ya han revolucionado el mundo de la televisión y se están abriendo camino en Hollywood produciendo cine. Tienen miras altas, quieren producciones de calidad.

En la carrera por la Palma de Oro han conseguido colocar tres películas. Es una situación "única e inédita", dijo el director artístico del certamen, Thierry Frémaux, al presentar la programación. Neflix lleva 'Okja', del realizador surcoreano Joon-ho ('The Host') y protagonizada por Lily Collins ('Mirror, Mirror'), Tilda Swinton ('Hail, Caesar!') y Jake Gyllenhaal ('Nightcrawler'), así como 'The Meyerowitz Stories', del estadounidense Noah Baumbach ('Frances Ha') y con Adam Sandler, Ben Stiller y Dustin Hoffman en el reparto.

Amazon, que ya inauguró Cannes el año pasado con 'Café Society', de Woody Allen, competirá con 'Wonderstruck', de Todd Haynes ('Carol'), en la Julianne Moore y Michelle Williams figuran al frente del cartel.

A pesar del poco tiempo que lleva en el negocio Amazon, el grupo empresarial que vende de todo en su plataforma y cuyo dueño Jeff Bezos se hizo con uno de los diarios más importantes de Estados Unidos (The Washington Post), desembarca en Cannes causando sensación.

Se hizo con los derechos de estreno de dos películas bendecidas este año con el Oscar: 'Manchester by the Sea' y la iraní 'The Salesman'. Además, acaba de hacerse con los derechos de streaming de 40 películas mostradas en el último festival South by Southwest (SXSW) y recientemente ha llegado a un acuerdo con varias productoras independientes como Le Grisbi, que estuvo respaldando 'Birdman', de Alejandro González Iñárritu.

Todo ello indica que Amazon ha entrado en el negocio para quedarse. El anuncio de la participación de estas tres producciones en Cannes no resultó del agrado de los exhibidores franceses, que alzaron su voz ante la perspectiva de que Netflix no estrenase las películas en sus cines y se limitase a mostrarlas solo en su plataforma.

En Francia, una película no puede ser ofertada en un servicio de streaming hasta un largo tiempo después de su estreno en cines. Así, aunque se estuvo hablando de un pacto para un estreno limitado en el país, al final no se llegó a un acuerdo y el Festival de Cannes acaba de anunciar que en 2018 no admitirá películas que no vayan a ser estrenadas en los cines franceses.

Se trata de todo un espaldarazo al modelo tradicional de exhibir películas, pero coloca a los directores ante la disyuntiva de rodar un película o elegir Cannes. Apenas han pasado dos años desde que Netflix anunció a bombo y platillo un nuevo modelo de distribución al respaldar la película de Cary Joji Fukunaga 'Beasts of No Nation', protagonizada por Idris Elba, en el se simultaneaba el estreno en salas estadounidenses y el streaming en todo el mundo.

La plataforma de contenidos audiovisuales, que a finales de marzo contaba con 98,75 millones de suscriptores en todo el mundo, se abrió primero camino en la pequeña pantalla con series como 'House of Cards', 'Stranger Things' o 'The Crown', pero para reinar en el mundo del entretenimiento hay que pasar por Hollywood, y en esa ambiciosa conquista ha seducido a actores taquilleros como Adam Sandler, que se ha convertido en la primera estrella cuyas próximas cuatro películas se verán antes desde el sofá que en una butaca del cine.

Sus próximos films no se estrenarán en los cines, sino que se mostrarán directamente en este servicio de streaming. Todo ello coincide con que ha ido perdiendo fuelle el romance que mantenía Hollywood con Cannes, que se había convertido en plataforma de lanzamiento de alguno de los esperados blockbuster del verano.

Los grandes estudios han descubierto que resulta más lucrativo estrenar en mercados pujantes como ahora es China y, de paso, evitar críticas negativas. En su 70 cumpleaños Cannes no parece perder el compás de los tiempos y abraza a los nuevos gigantes que desafían la industria tradicional, los mismos que están difuminando la frontera entre la pequeña y la gran pantalla. Sin embargo a partir del año que viene se coloca a determinados directores ante una disyuntiva: ¿el presitigio de la Palma de Oro o la película?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)