23 de January de 2014 00:02

Alteraciones climáticas preocupan a los científicos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

El cambio climático da lugar a que los eventos naturales sean más agresivos. Carolina Orozco es ingeniera ambiental en Ecuador y dice que "los fenómenos se vuelven más extremos". En el caso de Ecuador, por ejemplo, el fenómeno El Niño, las heladas, las lluvias extremas, o las sequías pueden llegar con mayor intensidad.

Entre los más afectados están los nevados, porque "mientras más cobertura solar exista, mientras menos viento y lluvia exista, los glaciares van retrocediendo". Así mismo, no es de sorprenderse que cada año los inviernos en Estados Unidos y el hemisferio norte sean más fríos. Para Orozco, lo correcto sería hablar de un cambio ­climático en general.

El año 2013 se convirtió en el séptimo año más cálido desde 1880 y continúa una tendencia a largo plazo del aumento de las temperaturas globales.

La Tierra continúa experimentando temperaturas cada vez más cálidas en comparación a las presentadas en otras décadas. Según la NASA, 2013 -al igual que 2009 y 2006- se convirtió en el séptimo año más cálido desde 1880 y continúa una tendencia a largo plazo del aumento de las temperaturas globales. Con excepción de 1998, los 10 años más cálidos que se han registrado se produjeron desde el 2000, y los años 2010 y 2005 se ubican como los más calurosos registrados.

Eso también ha causado temperaturas bajas al extremo, como las que ahora siente EE.UU. Según el informe del Instituto Goddard para Estudios Espaciales (GISS), la temperatura media en 2013 fue de 58,3 grados Fahrenheit, es decir 14,6 grados Celsius, que es 0,6 grados Celsius más caliente que la línea base de mediados del siglo 20. La temperatura media del planeta ha aumentado aproximadamente 0,8°C desde 1880. El aumento del calor se debe a la emisión de gases de efecto invernadero como el CO 2 , el metano, los óxidos de nitrógeno, los óxidos de azufre, el vapor de agua, entre otros, según el ingeniero en ambiente de Ecuador, Agustín Darquea.

Según el especialista, todos estos elementos, que son producidos normalmente por la actividad humana, son los que generan el engrosamiento de la capa de gases que está en la tropósfera, donde se genera el efecto invernadero debido a que los rayos ultravioletas que entran a la Tierra tienen una longitud de onda bien pequeña que les permite ingresar fácilmente.

Una vez en la Tierra, los rayos son emitidos en forma de calor después de que son absorbidos por la calle, las construcciones, las montañas y la vegetación. El calor tiene una onda mucho más grande y por eso no puede salir porque en la atmósfera se choca con esta capa de gases y por eso se genera el calor.

[[OBJECT]]

"Las tendencias a largo plazo en las temperaturas de la superficie son inusuales y 2013 se suma a las evidencias del cambio climático en curso", dijo el climatólogo del GISS Gavin Schmidt. "A pesar de un año o una temporada pueden ser afectados por los fenómenos meteorológicos al azar, este análisis muestra la necesidad de proseguir el seguimiento a largo plazo."

Los científicos destacan que los continuos aumentos en los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera están conduciendo a un aumento a largo plazo de las temperaturas globales. Cada año no necesariamente va a ser más cálido que el año anterior, pero con el nivel actual de las emisiones de gases de efecto invernadero, los científicos esperan que cada década sea más cálida que la anterior.

El dióxido de carbono es un gas de efecto invernadero que atrapa el calor y juega un papel importante en el control de los cambios en el clima terrestre. Se produce de forma natural y también es emitida por la quema de combustibles fósiles para obtener energía.

Impulsado por el aumento de las emisiones de origen humano, el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra en la actualidad es mayor que en cualquier otro momento de los últimos 800 mil años.

El nivel de dióxido de carbono en la atmósfera era de aproximadamente 285 partes por millón en 1880, el primer año en el registro de la temperatura del GISS. En 1960, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, medido en la National Oceanic and (NOAA) Mauna Loa Observatorio de la Atmósfera en Hawai, fue de aproximadamente 315 partes por millón.

Esta medida alcanzó su punto máximo el año pasado en más de 400 partes por millón. Mientras que el mundo experimentó temperaturas relativamente cálidas en 2013, Estados Unidos experimentó el 42o. año más caliente registrado, sin embargo los inviernos son fuertes.

Las olas de frío ártico que se encuentran afectando a las ciudades de Nueva York, Washington y Filadelfia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (3)