12 de mayo de 2016 13:35

Ai Weiwei en Gaza para dar voz a los refugiados palestinos

El artista y activista chino Ai Weiwei, durante la grabación de un documental sobre la vida de los refugiados palestinos en el campo de Jabaliya, al norte de la Franja de Gaza, hoy, 11 de mayo de 2016. EFE/Mohammed Saber

El activista chino Ai Weiwei durante la grabación de un documental sobre la vida de los refugiados palestinos en el campo de Jabaliya, al norte de la Franja de Gaza. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El artista disidente chino Ai Weiwei rueda desde hace un mes un documental sobre las crisis migratorias y por ello, no podría ignorar la Franja de Gaza, donde la mayor parte de la población está compuesta de refugiados, explicó a la AFP .

Ai Weiwei entró el martes 10 de mayo de 2016 de forma discreta en el territorio donde se amontonan cerca de dos millones de palestinos castigados por tres guerras en seis años, aislados del mundo por el bloqueo israelí y egipcio, y confrontados a la escasez de agua y de electricidad.

Los artistas mundialmente conocidos como Ai Weiwei que han visitado el enclave, gobernado por el movimiento islamista Hamas, pueden contarse con los dedos de una mano.

El artista de 58 años, considera que este viaje era necesario, incluso si, admite a la AFP , llega “con un poco de retraso”.

“Hemos ido a multitud de lugares, hemos entrado en los campamentos, entrevistado a mucha gente” en Grecia, Jordania o Líbano, dice. La cuestión de los refugiados “forma parte de nuestra vida”, explica.

1,2 millones de refugiados 

De los cerca de 1,8 millones de gazatíes, más de 1,2 son refugiados cuyas condiciones de vida no han dejado de deteriorarse en los últimos diez años, según la agenca de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) . El 80% de la población depende de la ayuda internacional. 

Contrariamente a los recientes flujos migratorios en Europa, la crisis de Gaza data de 1948, cuando centenares de miles de árabes se vieron desplazados por la guerra precedente a la creación del Estado de Israel.

El artista y activista chino Ai Weiwei (d) interactúa con personas del campo de refugiados del Jabaliya durante la grabación de un documental sobre la vida de refugiados en el Oriente Medio. Foto:  EFE

El artista y activista chino Ai Weiwei (d) interactúa con personas del campo de refugiados del Jabaliya durante la grabación de un documental sobre la vida de refugiados en el Oriente Medio. Foto: EFE


Y los 1,2 millones de gazatíes solo son una parte de los cinco millones de palestinos (refugiados o sus descendientes) a los que la UNRWA ayuda en Cisjordania ocupada, Jordania, Líbano y Siria.

Gaza es un lugar “muy muy importante en el que filmar” por la dimensión del problema y de la complejidad del contexto político, explica.

Antes que él, otro artista de renombre, Banksy, entró clandestinamente a principios de 2015 en el enclave y decoró sus ruinas con sus grafitis de fuerte contenido político.

Ai Weiwei, encarcelado en China durante 81 días en 2011 por su activismo, ha pedido y obtenido la autorización de Israel para entrar en Gaza, y ha publicado la foto de ese preciado salvoconducto en las redes sociales, así como la del muro de hormigón y acero que da acceso a Gaza.

Mensaje

En el campo de Jabaliya, en el norte del enclave, se reunió con palestinos cuyas casas fueron bombardeadas durante la guerra de 2014 con Israel.

En el sur, interrogó en Rafah a palestinos que trataban de cruzar a Egipto aprovechando la apertura excepcional de esta frontera, la única no controlada por Israel.

El artista  Ai Weiwei toma fotografías con un teléfono durante la filmación de un documental sobre la vida de refugiados en el Oriente Medio. Foto: EFE

El artista Ai Weiwei toma fotografías con un teléfono durante la filmación de un documental sobre la vida de refugiados en el Oriente Medio. Foto: EFE


En la ciudad de Gaza, posó con jóvenes, entre ellos, Mona Karaaz, estudiante que quiere “ir a Alemania o a cualquier otro país europeo” . “Allí quizá podría ser científica”, aventura.

Ai Weiwei ha multiplicado sus acciones para atraer la atención sobre la suerte de los migrantes. A mediados de marzo, se dejó cortar el pelo, de manera simbólica, por un sirio en el campo de Idomeni, en Grecia. En febrero, recubrió las columnas del Konzerthaus de Berlín con chalecos salvavidas.

Ai Weiwei llama a palestinos e israelíes a coexistir. "Estamos en el siglo XXI. Hay que aceptar que todos los seres humanos son iguales" , afirma, "y la humanidad es lo único que tenemos".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)